Trump confirmó que sí se realizará la reunión con Corea del Norte

"Nuestro equipo de Estados Unidos ha llegado a Corea del Norte para hacer los arreglos de la cumbre entre Kim Jong-un y yo", lanzó sorpresivamente Trump. "¡Ocurrirá!", tuiteó el mandatario estadounidense este domingo.

El encuentro del sábado ha servido además para volver a encarrilar la celebración de la cumbre entre Kim y el presidente de EEUU, Donald Trump, después de que después de que el mandatario estadounidense la cancelara el pasado jueves por considerar demasiado agresiva la actitud de Pyongyang.

Más temprano este domingo, el Departamento de Estado había señalado que una delegación estadounidense sostenía conversaciones con funcionarios norcoreanos en Panmunjom, en la zona desmilitarizada entre ambas Coreas.

- El presidente de EE.UU., Donald Trump, habló hoy con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, para discutir "los recientes acontecimientos en Corea del Norte" y ambos líderes confirmaron que se reunirán para definir "una estrecha coordinación" antes de la reunión de Trump con Kim Jong-un.

Moon les dijo a los reporteros que Kim "volvió a expresar claramente su compromiso para una total desnuclearización de la península coreana".

Las reuniones que se prevé que duren hasta mañana, martes, servirán para concretar la agenda, principalmente en torno al tema de la desnuclearización tras las recientes tiranteces, y están encabezadas por Sung Kim, actual embajador de EEUU en Filipinas, y Choe Son-hui, vicecanciller norcoreana cuyas duras palabras contra Washington motivaron la cancelación de la cumbre por parte de Trump.

Moon dijo que Kim le contactó para organizar la apresurada reunión "sin ningún tipo de formalidad", añadiendo que el líder norcoreano describió la cumbre de Singapur como una oportunidad histórica para poner fin a décadas de enfrentamientos.

"Su incertidumbre no es sobre eso, si no sobre las políticas hostiles de Washington, y sobre si EU puede realmente garantizar la estabilidad del régimen", dijo Moon en una rueda de prensa celebrada hoy en Seúl.

El acercamiento atravesó un bache a mediados de mayo, cuando Pyongyang canceló súbitamente una reunión de alto nivel y condenó unas maniobras conjuntas aéreas realizadas por Estados Unidos y Corea del Sur.

Las tensiones se redujeron después de que Moon recogiera la oferta de paz que le tendió Kim, quien propuso enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur, provocando una importante distensión que llevó a Trump a acordar mantener conversaciones directas con Pyongyang. Todavía hay importantes diferencias entre lo que las dos partes esperan lograr superar. Trump, finalmente, cambió de idea y el sábado aseguró que su Administración continuaba trabajando para que la cumbre, finalmente, ocurra en Singapur.

El encuentro Kim-Trump, programado en un principio para el 12 de junio en Singapur, había sido cancelado el jueves por el mandatario estadounidense, a la vista del enojo norcoreano por amenazas apenas veladas del vicepresidente de EE.UU., Michael 'Mike' Pence.

Washington exige una "desnuclearización completa, verificable e irreversible" por parte del Norte.

  • Leon Brazil