Un hombre casi muere por morderse las uñas

Su nombre es Luke Hanoman y, por sus nervios, se comía hasta la piel alrededor de las uñas.

Mirror informó que el británico de 28 años de edad contrajo una grave infección que casi termina con su vida, causada por morderse las uñas. A continuación Hanoman empezó a tener los síntomas parecidos a los de la gripe: temperaturas altas, pulso acelerado, sudores fríos y temblores.

A pesar de esos malestares, Luke, quien es padre de dos niños, siguió trabajando, hasta que su madre lo llevó al hospital.

Después de cuatro días de estar en el hospital y de morderse las uñas toda una vida, el hombre logró librar este terrible momento en su vida. Según él, "tuvo suerte" de salir con vida, ya que, según la organización The UK Sepsis Trust, en Reino Unido unos 44.000 personas mueren la sepsis cada año.

La sepsis en muchos casos puede conducir a la muerte cuando no se trata a tiempo.

  • Montenegro Chinchilla