Banxico, listo para los diversos escenarios tras elecciones: Díaz de León

"Trataremos de ser muy constructivos, muy claros y muy prudentes en cómo usar los instrumentos y en particular la política monetaria a fin de alcanzar nuestra meta de inflación", dijo Díaz de León, quien recordó que para 2019, el Banxico prevé una inflación de entre 3.0 y 4.0%.

El Banco de México (Banxico) estará atento y preparado ante los diferentes escenarios que puedan presentarse, tras las elecciones presidenciales del 1 de julio, sostuvo el gobernador de la entidad, Alejandro Díaz de León, cuando falta un mes para los comicios hacia los que el candidato morenista a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, marcha como favorito.

De acuerdo con la encuesta de expectativas de Banxico, el tercer factor que más "le quita el sueño" a los analistas es la inseguridad pública, con 16 por ciento de las respuestas.

De acuerdo con la encuesta de expectativas que realiza el Banco de México entre 34 grupos de análisis, 22 por ciento de los especialistas consultados refiere que la incertidumbre política interna podría obstaculizar el crecimiento económico en México en los próximos seis meses.

Ciudad de México. Por primera vez, el Banco de México (Banxico) dedicó un apartado especial a los ataques cibernéticos como parte de los riesgos en el sistema financiero en su Informe Trimestral de la Inflación que dio a conocer hoy.

Otro riesgo para la economía es que se observen episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales derivados, entre otros factores, de sorpresas inflacionarias en Estados Unidos, que resulten en aumentos en las tasas de interés en ese país mayores a los esperados, o de acontecimientos geopolíticos que pudieran reducir las fuentes de financiamiento.

El banco central dijo también que un punto favorable en el futuro para la economía sería que se resuelva la incertidumbre asociada al tratado para que la inversión se mantenga de manera sostenida.

Incertidumbre por el peso Después de haberse acercado al 7.0 por ciento en 2017, el nivel más alto en 17 años, la inflación mexicana comenzó a descender este año, pero Banxico ha admitido que el balance de riesgos para los precios, continúa sesgado al alza en un entorno de alta incertidumbre.

Además, que se presenten choques en los precios de los bienes agropecuarios y presiones al alza en los precios de algunos energéticos, y considerando las condiciones cíclicas de la economía, la evolución de los costos unitarios de la mano de obra podría presionar a la inflación.

  • Monte Muniz