Celebran víctimas de cura renuncia de tres obispos

El pontífice aceptó la dimisión presentada por el obispo de Osorno, Juan Barros; de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero, tras el escándalo en Chile por la falta de transparencia de la Iglesia en la gestión de casos de abusos sexuales a menores, informó la Santa Sede.

Ahora los dos enviados viajarán también a Osorno, a unos 900 km al sur de Santiago, la diócesis que hasta el lunes lideraba Barros, sumida en una profunda división desde que Francisco lo nombró obispo en 2015 pese a las denuncias de encubrimiento que ya pesaban sobre él.

Barros está acusado de encubrir los abusos sexuales reiterados del influyente sacerdote Fernando Karadima, condenado en 2011 por el Vaticano a una "vida de oración y penitencia" luego de que la justicia declarara prescritos los cargos por abuso sexual.

Además de Juan Barros, el papa aceptó ayer la renuncia de dos obispos de 75 años, en teoría en edad de jubilación.

En esa ocasión, el líder religioso no dijo si había aceptado la renuncia de algunos de los obispos, pero adelantó en una carta que adoptaría medidas de corto, mediano y largo plazo. "Por lo tanto, no es descartable pensar que podrían venir nuevas medidas", dijo el secretario del episcopado.

"Se están yendo los delincuentes para la casa", agregó Cruz, quien junto con el médico James Hamilton y el filósofo José Andrés Murillo, también víctimas de abusos, fueron invitados al Vaticano por el Papa en abril pasado, oportunidad en la que le entregaron sus testimonios personales.

La noticia fue celebrada por una de las víctimas de abuso y uno de los principales activistas en contra del encubrimiento en la iglesia chilena: Juan Carlos Cruz.

Quienes se oponían a la designación cuestionaban la idoneidad de Barros para el cargo ya que había sido compañero del sacerdote pedófilo más conocido de la nación sudamericana y fue señalado por las víctimas, que dijeron que fue testigo de lo que ocurría e ignoró los abusos.

"Renuevo mi confianza en el amparo y guía de nuestra Santísima Madre la Virgen María, pidiéndole especialmente que algún día llegue a resplandecer toda la verdad", dijo Barros . "Les pido con humildad que me disculpen por mis limitaciones y lo que no pude lograr", indicó Barros en un comunicado difundido en la página electrónica de la Conferencia Episcopal de Chile.

El 18 de mayo, los 34 obispos de la Iglesia católica en Chile ofrecieron su renuncia al Papa tras sostener varias reuniones con él en el Vaticano.

Su presencia en todos los actos públicos y la férrea defensa que de él realizó el propio papa Francisco, enlodó la visita que realizó en enero el pontífice a Chile y terminó por desatar una completa renovación del clero chileno, acusado de perpetuar por décadas una "cultura de abusos".

El enviado especial del papa Francisco, el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, comentó los objetivos que tiene el viaje que este martes lo trajo de vuelta a Chile en compañía del oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Jordi Bertomeu.

  • Leon Brazil