Clavo por clavo; responde México a la guerra del acero

Según el diario The Washington Post, que cita tres fuentes no identificadas, el presidente estadounidense decidió escalar su guerra comercial global debido a que se encuentra "frustrado" por el hecho de que sus socios comerciales no aceptaron sus demandas.

Primero, el precio de algunos productos que todo el mundo compra probablemente suba.

Otros países, entre ellos Japón, el mayor aliado de Estados Unidos en Asia, ya pagan los aranceles.

Hay que hacer entrar en razón a Donald Trump, de que es necesaria la comunicación, la colaboración, para el desarrollo de Estados Unidos y México. "Esto es proteccionismo, puro y simple", ha dicho su presidente, Jean-Claude Juncker, en un comunicado.

El ministro de Finanzas francés Bruno Le Maire dijo el jueves antes de conocerse la decisión de Trump que la UE "tomará todas las medidas necesarias" como represalia comercial. "Eso es exactamente lo que ocurrió en la década de 1930".

Con estas medidas, el Gobierno de México "reitera que actúa como lo que somos, una nación soberana, una nación que tiene la capacidad y la voluntad para defender nuestros intereses", puntualizó.

Detalló que la medida estará vigente hasta en tanto el gobierno estadounidense no elimine los aranceles impuestos.

La dependencia informó en un comunicado que el acero y el aluminio son insumos que contribuyen a la competitividad de varios sectores estratégicos y altamente integrados en América del Norte, como el automotriz, aeroespacial, eléctrico y electrónico, entre otros. "Es inconcebible que Canadá pudiera ser considerada una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos".

De acuerdo con las más reciente estadísticas del Departamento de Comercio de EU, México ocupó el lugar número cuatro durante 2017 en el total de importaciones de acero a EU con 9 por ciento del total y que representó más de 3.2 millones de toneladas.

"El gobierno está absolutamente preparado para defender las industrias canadienses y los empleos canadienses".

México es el principal comprador de aluminio y el segundo de acero de Estados Unidos.

No está claro cuánto caerán las importaciones si Trump cumple con los aranceles.

Ambos se pronunciaron tras una reunión en París con el representante de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer, en el marco de la reunión ministerial anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Con la misma moneda respondieron México y Canadá. Pero las negociaciones se estancaron.

No obstante precisó que Washington continuará sus conversaciones con la UE, Canadá y México, ya que se "puede seguir hablando con las tarifas en vigor".

Los impuestos a las importaciones darán un impulso a las compañías estadounidenses del acero y el aluminio al encarecer los metales extranjeros. En entrevista con CNBC el jueves, Ross dijo que son "puntos en la pantalla del radar".

Pero Oliver Rakau, un economista de Oxford Economics, advirtió que los aranceles podrían causar daño económico porque "es probable que el fantasma de un incremento pese en el espíritu de los negocios y pudiera descarrilar la recuperación de las inversiones".

Ahora que Trump ha roto el tabú, los críticos temen que otros países impongan sanciones.

El abanderado presidencial del PAN, PRD y MC, exigió un manejo responsable de la economía, a fin de evitar efectos negativos por las medidas unilaterales de Estados Unidos.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el memo. "En todo caso, esto mata la posibilidad de acuerdos".

  • Leon Brazil