Derechista Duque ganó en Colombia

La abstención vez fue de 47%, en línea con el histórico 50.%.

En el centro de Bogotá y también rodeado por su familia y su compañera de fórmula, Ángela María Robledo, Petro apeló a ese apoyo para conformar a su alrededor una coalición opositora con la que buscará defender el acuerdo de paz de Colombia, rechazará el fracking y la reforma de la justicia con una reducción de las cortes, entre otros elementos.

Unos 19.495.924 de colombianos participaron en la segunda vuelta para elegir al próximo presidente de Colombia, entre Gustavo Petro e Iván Duque, lo que representa a un 44,35 por ciento de la población. Además buscará liderar la presión internacional sobre Nicolás Maduro en Venezuela, a quien tilda de "dictador" y "genocida".

Así, podría asegurarse, como ofreció en campaña, que los jefes rebeldes culpables de delitos atroces paguen un mínimo de cárcel y no ocupen ninguno de los diez escaños parlamentarios reservados a la ahora Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Aunque no ahondó en detalles, afirmó que cumplirá el "sueño" a las bases guerrilleras de reincorporarse a la vida civil. El voto en blanco obtuvo 808.174 sufragios.

Aun cuando ya la guerrilla dejó de existir, todavía faltan por concretar aspectos claves del acuerdo como la verdad y reparación para millones de víctimas y reformas rurales que pretenden evitar nuevos conflictos. "Hoy somos la oposición a ese gobierno que va a conformar", dijo Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, en un discurso a sus simpatizantes tras conocer los resultados.

Ese nuevo país incluye "cimentar en Colombia la cultura de la legalidad donde se le diga al criminal que el que la hace la paga", dijo el candidato de 41 años, quien acudió a votar en compañía de sus tres pequeños hijos.

Uno de los puntos de más debate y fricción es el relacionado con la implementación del acuerdo de paz. Y del aborto, también, según recoge también Voto Católico.

  • Leon Brazil