Desaceleración global por intereses y proteccionismo — BM

Tras la inestabilidad mostrada por la lira turca en las últimas semanas, el documento pronosticó 'un lento crecimiento del 4,5 por ciento en 2018 y del 4 por ciento en 2019, ya que las demoras en la consolidación fiscal y la extensión del programa de apoyo crediticio mitigan una desaceleración anticipada tras la fuerte recuperación del año pasado'.

A nivel global a pesar de la reciente moderación, el crecimiento económico mundial seguirá siendo sólido y se ubicará en un 3,1 % en 2018, antes de desacelerarse gradualmente en los próximos dos años. Y en 2020, a diferencia de las economías avanzadas, mantendrán ese porcentaje. No obstante, también ha advertido de que "el crecimiento por sí solo no será suficiente" para abordar la pobreza extrema que hay en otras partes del mundo. En 2018 crecerá un 2,4%, en 2019, un 2,5% y en 2020 se mantendrá en el 2,4%.

El BM en su informe del GEP realizó algunas revisiones parciales en las perspectivas de crecimiento de algunos países, según el cual, los economistas del BM cifraron sus pronósticos sobre Turquía en el 4,5 por ciento para este año y el 4 por ciento para los próximos dos años.

A nivel latinoamericano, el BM observó que el crecimiento económico se está acelerando, impulsado por condiciones de financiamiento interno y externo favorables, una mayor solidez en el crecimiento de Estados Unidos y el aumento en los precios de los productos básicos. La economía guatemalteca avanzaría a un ritmo del 3.1 % este año y aumentaría a 3.3 % en 2019 y 2020, indican las perspectivas del BM.

En China, el crecimiento se desacelerará del 6.5% en 2018 al 6.3% en 2019.

Las previsiones del Banco Mundial son inferiores a las del Banco Central de Reserva (BCR) salvadoreño, que en diciembre de 2017 dijo esperar que el PIB del país creciera 2.5 % en 2018 y 2.4 % en 2019. "La posibilidad de tensiones en el mercado financiero, la escalada de proteccionismo comercial y las reforzadas tensiones políticas continúan oscureciendo el panorama", se apunta en el reporte "¿Un cambio de marea?. Además, ha avisado del efecto "adverso" que provocará la "inclinación en favor del proteccionismo comercial".

La economía mundial está saludable en lo general, pero debe enfrentar las alzas de las tasas de interés en los países ricos y la baja en la demanda de productos básicos de las naciones en desarrollo.

  • Monte Muniz