En las últimas horas, se achicó la diferencia entre votos — Aborto legal

Este martes habrá reunión conjunta de comisión y se va a firmar dictamen de mayoría.

El panorama continúa siendo incierto debido a que aún permanecen indecisos unos 30 legisladores que no se manifestaron abiertamente por una u otra posición y algunos que si bien ya resolvieron su voto no quieren hacerlo público hasta que no esté a la firma el texto definitivo del dictamen que impulsan los defensores de la iniciativa.

Estos números, sin contabilizar al presidente de la Cámara, el macrista Emilio Monzó, que no participa de la votación, y al kirchnerista Julio De Vido, desaforado.

"Esperamos que el miércoles tengamos la media sanción, pero el conteo está muy parejo".

El presidente de la comisión de Legislación General Daniel Lipovetzky (PRO), uno de los oficialistas que respalda la propuesta, dijo que el resultado de la votación "es abierto" y que el conteo "está muy parejo" entre quienes respaldan el proyecto y los que se oponen. El massista José de Mendiguren y la radical Aída Ayala, originalmente en contra, dijeron estar revisando su posición, según informó ayer Télam.

Tampoco definieron su voto los massistas Mirta Tundis, Fernando Ascencio y Alejandro Grandinetti, los kirchneristas Fernando Espinoza, Andrés Furlán, Ramiro Fernández Patri e Inés Loto, y los representantes de partidos provinciales Flavia Morales del Frente Renovador misionero, Mirta Pastoriza del Frente Cívico santiagueño y Gustavo Saadi del oficialismo catamarqueño.

El borrador elaborado por los diputados que respaldan la iniciativa se basa en el proyecto de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que ese colectivo presenta desde 2006, y recibió al menos cuatro modificaciones en busca de sumar mayores consensos y tentar a los legisladores aún indecisos.

Entre esos cambios se analiza incorporar la objeción de conciencia, que habilitaría a los profesionales a ejercerla de manera individual, pero no así a las instituciones de salud.Otra de las modificaciones está vinculada al artículo que habilita a las adolescentes de entre 13 y 16 años a practicarse un aborto sin la autorización de sus padres, punto que se eliminaría para que esa situación quede supeditada a lo dispuesto por el Código Civil y Comercial.

"La posibilidad de abortar sigue siendo hasta la semana 14, a excepción de que el embarazo haya sido producto de una violación, estuviera en riesgo la vida o salud de la mujer o si hubieran" malformaciones fetales graves incompatibles con la vida extrauterina".

De todos modos, uno de los casos más resonantes es el del diputado santafesino por el Partido Socialista, Luis Contigiani, quien renunció al PS por negarse a votar a favor de la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, uno de los reclamos históricos del socialismo.

El proyecto establece que "en ningún caso será punible el aborto practicado con el consentimiento de la mujer" y contempla penas que van de 3 a 10 años al que practique un aborto sin ese consentimiento, que se elevan a 15 años en caso de muerte de la paciente.

  • Leon Brazil