EU se retira del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Haley lamentó que el Consejo proteja a abusadores de derechos humanos y que se haya convertido en un "pozo de sesgo político".

"Quiero dejar muy claro que al dar este paso no nos estamos retirando de nuestros compromisos con los derechos humanos", agregó la portavoz norteamericana, quien señaló que el órgano padece de una crónica parcialización contra Israel.

La decisión fue anunciada por la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, junto al secretario de Estado, Mike Pompeo, quienes criticaron el trabajo del Consejo y lo calificaron de hipócrita. "El Consejo de Derechos Humanos es un defensor deficiente de los derechos humanos".

"Una vez más, Naciones Unidasmuestra su hipocresía señalando a Estados Unidos mientras ignora el censurable historial de derechos humanos de varios miembros de su propio Consejo de Derechos Humanos", subrayó la embajadora estadounidense.

Haley y Pompeo destacaron empero que la decisión se tomó tras un año de esfuerzos en pos de una reforma del Consejo, y de que Estados miembros que cometen abusos se retiraran del organismo.

"Damos este paso porque nuestro compromiso no nos permite seguir siendo parte de una organización hipócrita y centrada en sí misma que hace una burla de los derechos humanos", expresó. La representante reitera además lo que Washington considera como "críticas injustas" hacia Israel.

La decisión oficializada por la administración Trump no es nueva, ya que George W. Bush siguió el mismo camino, hasta que en 2009 Barack Obama oficializó la vuelta de Estados Unidos al Consejo de Derechos Humanos.

El anuncio se da en un momento en el que EE.UU.es criticado por sus políticas migratorias, que han separado a los menores de edad de sus padres inmigrantes en la frontera con México.

Hace un año, Nikki Haley instó al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a emprender una serie de cambios, entre ellos "evitar que los peores países violadores de los derechos humanos obtengan una silla".

La embajadora de EE.UU. ante la ONU también exigió que el Consejo eliminara el punto 7 de su agenda, dado que aborda exclusivamente las violaciones de derechos humanos en Israel.

  • Leon Brazil