Fue deprimente la actitud de Donald Trump ante el G7: Angela Merkel

Merkel reiteró que Europa tiene que tomar su destino en sus manos, en ocasiones junto con Japón y Canadá, ante una clara agenda del mandatario estadounidense.

La divergencia que muestra la ya incónica foto es tal que la líder germana ha calificado de "deprimente" la forma en la que el presidente Trump retiró su apoyo al comunicado de la cumbre del G7. "Habíamos estado hablando seriamente de temas clave, habíamos llegado a un acuerdo y luego la forma como el presidente retiró su apoyo, a través de un tuit, fue como una ducha fría e incluso deprimente", añadió.

"El tema de los aranceles no se puede mirar aisladamente, hay que pensar también en temas como las subvenciones", dijo.

'Estamos de acuerdo en que un regreso de Rusia al G7 no es posible a no ser que se hagan progresos sustanciales en relación al problema de Ucrania.

Minutos antes de reiterar el apoyo de Alemania al comunicado pactado en la cumbre, el portavoz compartió en su cuenta de Twitter una fotografía que le hay dado la vuelta al mundo, debido a que la imagen, según los comentarios, da cuenta de la hostilidad del mandatario estadounidense durante el encuentro con las otras potencias mundiales que se realizó en Canadá. La imagen viral difundida en el G7, donde Donald Trump parece enfrentado al resto del mundo, resume las nuevas fracturas occidentales pero da lugar a todo tipo de interpretaciones.

A esta reacción de la Diplomacia alemana se ha sumado la oficina del presidente de Francia, Emmanuel Macron, que ha emitido un comunicado en el que señala que "la cooperación internacional no puede depender de que alguien se enfade o de meras declaraciones". "Seamos serios y dignos de nuestra gente", agregó.

Las fuentes recordaron que los líderes del G7 habían trabajado "dos días para conseguir un texto y unos compromisos", que Francia considera que siguen siendo válidos, y subrayaron que, si alguien los abandona, lo que hace es poner en evidencia "su incoherencia y su inconsistencia".

En la conferencia de prensa final del G-7 el primer ministro canadiense Justine Trudeau dijo que la cumbre había sido un éxito ya que hasta EE UU se había adherido al comunicado, lo que posteriormente Trump negó a través de su cuenta de Twitter desde el avión presidencial.

  • Leon Brazil