Kim Jong-un abandona Singapur después de su histórica cumbre con Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó un mensaje de paz entre los dos países al dictador norcoreano, Kim Jong-Un, con un vídeo al estilo de Hollywood. "Ya no más -duerman bien esta noche!", escribió.

Corea del Norte se ha comprometido a desnuclearizarse mientras que Estados Unidos ha ofrecido al régimen de Pyongyang "garantías de seguridad", según recoge el acuerdo firmado en Singapur por los líderes de los dos países.

Trump evitó comentar sus elogios públicos al autocrático líder de una nación oprimida durante décadas y añadió que Otto Warmbier, un universitario estadounidense que estuvo detenido en Corea del Norte, "no murió en vano" porque su deceso influyó en las conversaciones nucleares.

Abordo de Air Force One, de regreso a Estados Unidos, el mandatario admitió que su gobierno tendrá que monitorear los pasos siguientes.

En declaraciones a los periodistas el mandatario expresó que confía en que Kim cumplirá su palabra y se deshará de su arsenal nuclear de manera efectiva.

Trump no dijo cuándo se concretará el cese de las maniobras con Seúl y esa promesa, que modificaría por completo la postura militar estadounidense en la región, no figura en la declaración común firmada por lo dos dirigentes.

El jefe de la diplomacia estadounidense mantendrá en Seúl un encuentro trilateral con sus homólogos de Japón, Taro Kono, y Corea del Sur, Kang Kyung-wha.

Ambos líderes mantuvieron este miércoles una reunión histórica en la que conversaron durante más de cuatro horas en el hotel Capella de la isla Sentosa en Singapur.

Sin embargo, desde la oposición en el Congreso hay la percepción de que las amenazas persisten, que Corea del Norte sigue siendo una seria amenaza.

Analistas e historiadores creen que existe una posibilidad pero recuerdan que el régimen de Pyongyang tiene un historial de promesas incumplidas.

El secretario general de la ONU, António Guterres, celebró como un hito importante la cumbre. "Implementar los acuerdos de hoy y los anteriores, según las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad, requerirá paciencia y apoyo de la comunidad global", afirmó.

Pompeo se reunirá con el presidente surcoreano Moon Jae-in el jueves por la mañana para discutir sobre la cumbre Trump-Kim.

El presidente Trump declaró anteriormente que Corea del Norte ya no era una amenaza nuclear e insistió en que "todos ahora pueden sentirse mucho más seguros".

  • Leon Brazil