Kim Jong-un aceptó invitación de Trump para visitar Estados Unidos

A pesar de que se planteó como una posibilidad antes de la cumbre, el presidente descartó que por el momento se vayan a retirar o reducir "las capacidades militares" de Estados Unidos en Corea del Sur, donde Washington mantiene desplegados a unos 28.500 efectivos. "No por más tiempo. duerman bien", afirmó Trump en su tuit. "Estados Unidos da prioridad a la desnuclearización mientras que Corea del Norte se centra más en garantizar su seguridad", explicó el profesor de la Universidad de Seúl, Sung Chull.

Los detalles de cómo y cuándo renunciará Corea del Norte a las armas nucleares aún se desconocen, así como la naturaleza de las "protecciones" que Trump prometió a Kim y su gobierno.

El presidente surcoreano Moon Jae-in calificó el acuerdo de Singapur de "acontecimiento histórico que puso fin a la Guerra Fría".

Se espera que Japón, junto con China soporten gran parte de los costos iniciales de la desnuclearización de Corea del Norte, pero sólo comenzaría a asumirlos después que la Agencia Internacional de Energía Atómica reiniciará las inspecciones.

"Esto es algo grande", añadió. La prevista desnuclearización, que avanzará "muy, muy rápido", será controlada por inspectores estadounidenses e internacionales, explicó.

Respecto de la paz con Corea del Sur, ya que el conflicto entre las dos Corea terminó en 1953 sólo con un armisticio, Trump confía en que podría firmarse pronto. "Como demuestra la historia, los adversarios pueden convertirse en amigos".

La Agencia Central Coreana de Noticias, una entidad estatal, dijo el miércoles que los mandatarios "reconocieron conjuntamente que es importante regirse por el principio de paso a paso y la acción simultánea para lograr la paz, la estabilidad y la desnuclearización de la península coreana".

"¡El mundo ha dado un gran paso atrás de la potencial catástrofe nuclear!"

A su vez, ambos países anunciaron que refundarán sus relaciones respondiendo al deseo de ambos pueblos de "paz y bienestar". Durante el histórico apretón de manos, que duró 13 segundos, los dos se veían tensos y serios, pese a lo cual el presidente estadounidense le apoyó brevemente la mano en el hombro a Kim en un gesto amistoso.

Donald Trump durante la rueda de prensa en Singapur posterior a su reunión con Kim Jong Un.

"Mucha gente en el mundo pensará en esto como una forma de fantasía. una película de ciencia ficción", dijo Kim a través del traductor después del primer encuentro entre los dos líderes.

  • Gilberto Valderrama