L’Horta se prepara para acoger a los migrantes del Aquarius

También el concejal de Políticas inclusivas de Paterna, Juanma Ramón, ha anunciado en redes sociales que su localidad, declarada también Ciudad refugio en 2015, se ha puesto a disposición de la Generalitat para colaborar en la acogida de los tripulantes del Aquarius rescatados en mar abierto por la ONG SOS Mediterráneo.

Así, casi 72 horas después del inicio de esta crisis sin precedentes en Europa, el desenlace parecía por fin cerca para estos migrantes socorridos en el mar entre sábado y domingo pero que estuvieron después varados a unas 30 millas de las costas maltesas por el rechazo de Italia y Malta a abrirles sus puertos.

Entre los 629 migrantes hay siete embarazadas, 11 niños pequeños y 123 menores que viajan solos.

Según ha explicado, la llegada a Valencia del Aquarius "no es que entrañe una dificultad en concreto porque el protocolo está claro desde su atraque, su desembarque y el triaje médico que se realiza".

Sobre la situación de los migrantes a bordo del ´Aquarius´, los voluntarios destacan que éstos "están contentos de dirigirse finalmente a un puerto seguro después de ser rescatados en el Mediterráneo, pero sobre todo de no ser devueltos a Libia".

La ONG agregó que los inmigrantes fueron rescatados en seis operaciones en el Mediterráneo central en la noche del sábado.

Preparación del dispositivo de emergencia humanitaria para recibir a los 630 migrantes del Aquarius en el puerto de Valencia
Preparación del dispositivo de emergencia humanitaria para recibir a los 630 migrantes del Aquarius en el puerto de Valencia HEINO KALIS

ACNUR, la agencia de la ONU de ayuda a los refugiados en Italia ha pedido a los "estados y actores involucrados" que "encuentren rápidamente soluciones para permitir que los inmigrantes y refugiados a bordo del Aquarius puedan desembarcar de manera segura y rápida".

"En el Mediterráneo existen barcos con bandera de Holanda, España, Gibraltar y Gran Bretaña. Agradecemos a las autoridades españolas que hayan abierto este resquicio, pero seguimos muy preocupados porque el trayecto será largo", agregó.

La semana pasada, Salvini dijo que Roma debería aumentar las deportaciones de inmigrantes y que el gobierno italiano también quiere reubicar a los solicitantes de asilo en toda la Unión Europea, un plan que ya ha sido rechazado por algunos estados miembros.

Salvini dice que está considerando tomar medidas contra las organizaciones que rescatan a los inmigrantes en el mar. La alegría de los subsaharianos que como ella se mostraron contentos y agradecidos cuando los voluntarios de Médicos Sin Fronteras les comunicaron ayer que partían rumbo al puerto de València después de que el Gobierno español se hubiera ofrecido a prestarles auxilio, contrastaba con el escepticismo de marroquíes y argelinos, quienes pese a ser minoría en el barco, son conscientes de que no está tomada la decisión de qué hacer con ellos.

"Manifiestamente van contra las reglas internacionales y están poniendo en riesgo y creando una situación peligrosa a todos los que están implicados", añadió.

  • Leon Brazil