Pepsi también cierra en Guerrero por inseguridad

La embotelladora de la refresquera estadounidense ha anunciado el cierre de su centro de distribución en Ciudad Altamirano (Guerrero, suroeste) ante la ausencia de las condiciones mínimas suficientes para la normal operación de la planta, en la que trabaja un centenar de personas.

A dos meses y medio de que la refresquera más importante en México, Coca Cola-FEMSA, cerrara sus operaciones por le asedio y extorsión de grupos del crimen organizado en Altamirano, este día la empresa Pepsi liquidó en Toluca a 70 empleados y dio por terminadas sus operaciones.

Fuentes citadas por el portal, informaron que el cierre de la empresa se dio por la presión de grupos delictivos que, a partir del 29 de mayo, pedían con mayor insistencia el pago de derecho de piso a los encargados de la refresquera. Bajo Palabra recordó que través de las diversas redes sociales, se alertó desde la semana pasada que PepsiCo dejaría de surtir refrescos y botanas a tiendas de la Tierra Caliente.

De manera anónima un ejecutivo de la empresa reveló que desde el cierre de Coca Cola sus ventas se habían incrementado de manera considerable, pero las amenazas se intensificaron, por lo que desde hace varias semanas empezaron a recoger el mobiliario de los pequeños negocios, hasta agotar el producto embodegado.

-"Nunca (...), quizá en unos 10 años", dijo nuestra fuente.

Asimismo, afirmó que los tres niveles de gobierno saben perfectamente la situación de la empresa "y nunca hicieron nada", incluso "un alto funcionario federal conocía lo que estaba pensando".

En casi tres meses es la segunda empresa refresquera que cierra sus puertas en este municipio de la Tierra Caliente donde grupos de la delincuencia organizada se disputan el control de esta zona.

  • Leon Brazil