Reconocimiento facial para ahorrar papel en los baños chinos - IA

China está aplicando el reconocimiento facial en diversas aristas, desde educación, para saber si los estudiantes prestan atención en clases, hasta en materias de seguridad, para facilitar el trabajo de las policías e identificar delincuentes.

La inteligencia artificial llegó a un baño público de Shanghai, China, donde máquinas de reconocimiento facial distribuyen el papel higiénico a los usuarios, método usado para fomentar el ahorro.

Aunque también está la posibilidad de que los usuarios le soliciten más papel al personal de limpieza, que no cobra por el rollo adicional, ya que la máquina de reconocimiento facial no se puede volver a utilizar durante nueve minutos.

"La máquina de escaneo facial puede ahorrar alrededor del 70 % de papel higiénico", aseguró Li Bei, un empleado de la empresa proveedora de la máquina, Shoulian Science and Technology Co.

En Beijing, ya tienen instalado un sistema similar en algunos lugares turísticos, como el mercado de La Perla.

China lanzó en 2015 la "revolución de los retretes", un plan gubernamental del presidente chino, Xi Jinping, para mejorar los baños públicos para impulsar el turismo interno y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

  • Monte Muniz