Rodman llega a Singapur para la cumbre de sus 'amigos'

La expectativa internacional también está pendiente de "la cumbre" entre Trump y Kim Jong-un, en espera de que los resultados sean positivos como lo declaró el presidente de Estados Unidos, o de alguna noticia, como lo que sucedió en la cumbre del G-7, en Quebec, que dejó a todos los mandatarios y representantes de los países que integran el Grupo de los 7 con un mal sabor de boca.

Al inicio de sus actividades oficiales, Kim agradeció los "sinceros esfuerzos" de Singapur, gracias a los cuales "pudimos completar los preparativos de esta histórica cumbre, y queremos darle las gracias por ello", le dijo Kim al primer ministro de Singapur.

Kim apareció sonriente, e incluso relajado antes de su entrevista con el primer ministro de Singapur.

En el caso de Trump, llegó tras su reunión con el G7 en Canadá. Interrogado sobre cómo se sentía de cara al encuentro, respondió que "muy bien", pero no hizo más declaraciones a la prensa. Para hoy tiene previsto reunirse con Lee Hsien Loong.

Donald Trump (el presidente de EE.UU.) no va a rendirse, por lo que solo hay dos opciones: "paz o guerra (...) Y si la diplomacia fracasa, como último recurso, los demócratas y los republicanos deben poner la opción militar (contra Corea del Norte) sobre la mesa", enfatiza el senador republicano Lindsey Graham por Carolina del Sur.

Pompeo afirmó que "estamos preparados para tomar lo que serán garantías de seguridad diferentes, únicas, de las que EEUU ha estado dispuesto a ofrecer anteriormente" a Corea del Norte. Además, ha evitado prometer ayuda económica, pero sugirió que esta podría llegar de Corea del Sur, China y Japón, siempre y cuando se llegue a un acuerdo de desnuclearización.

Donald Trump Kim Jong-Un
Trump: "Pronto sabremos si un trato real puede ocurrir o no" con C. del Norte

Ofreciendo una previa a los periodistas en la víspera de la cumbre, Pompeo dijo que la reunión podría ser "una oportunidad sin precedentes para cambiar la trayectoria de nuestra relación y traer paz y prosperidad" a Corea del Norte.

Ambos países llevan décadas enfrentados.

Horas antes de la llegada del mandatario norteamericano, arribó al país Kim Jong-un, el otro protagonista de la cumbre de máximo nivel que reunirá a ambos líderes el martes que viene.

Esta cumbre histórica ya está en los ojos del mundo, que observa atento su destino. Pero, ¿qué está en juego en esta histórica reunión?

Fue el interés turístico lo que finalmente sacó a Kim del lujoso hotel, cuyas habitaciones más exclusivas cuestan más de 5.000 dólares por noche y que contiene una extensa colección privada de arte, con obras de los españoles Pablo Picasso y Joan Miró incluidas.

- El complejo, formado por edificios de la época colonial británica, está rodeado de una exuberante selva, la cual será una garantía de privacidad para los líderes.

  • Leon Brazil