Suspendieron las labores de búsqueda en Guatemala

Las autoridades reanudaron cautelosamente este miércoles las operaciones de rescate en medio de la devastación causada por la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala, que dejó al menos 75 muertos, mientras se agota el tiempo para hallar sobrevivientes.

La entidad reportó un flujo de lava de aproximadamente 50 metros de longitud y 20 metros de ancho, en el flanco Norte del volcán Pacaya, según informó esta tarde en un comunicado.

7 de junio de 2018El Insivumeh señaló, sin embargo, que la actividad del Pacaya no tiene ninguna relación con la reciente explosión volcán de Fuego que arrasó varias comunidades en Escuintla.

Pero el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), alerta de la llegada de una onda del este que provocará lluvias desde este jueves y posiblemente hasta el próximo fin de semana.

Cerca de 200 personas permanecen desaparecidas.

El volcán, de tres mil 763 metros de altura situado a 35 km al suroeste de la capital, registró el domingo su erupción más fuerte de las últimas cuatro décadas, que dejó 109 muertos y 197 desaparecidos.

Un grupo de agentes de policía fue designado para marcar con tinta roja las viviendas que ya fueron revisadas en búsqueda de desaparecidos.

Cabañas aseguró que continuarían con las tareas de búsqueda pese a que las autoridades admitieron que será casi imposible hallar sobrevivientes debido a la naturaleza de la erupción.

En la aldea El Rodeo, del que la mayoría abandonó sus casas, decenas de vehículos en caravana circulan de un lado a otro repartiendo alimentos, agua, papel higiénico, pañales y otros objetos, observó un periodista de la AFP.

El G13 está integrado por Alemania, Canadá, España, Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Suecia, Suiza, Francia, la Unión Europea así como el Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Organización de Estados Americanos y el sistema de la ONU en Guatemala.

La comunidad internacional, especialmente los países de la región, han comenzado a enviar ayuda humanitaria porque, tal y como ha reconocido el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, este desastre natural ha superado con creces la capacidad de respuesta de las arcas públicas.

  • Leon Brazil