Trudeau 'nos apuñaló por la espalda — Asesor de Trump

Aterrizado en Singapur, donde se reunirá con el líder norcoreano Kim Jong-Un , el presidente de Estados Unidos Donald Trump apuntó contra algunos de sus aliados después de que se llevara a cabo la cumbre del G-7 , en Canadá.

Trudeau "actuó tan sumiso y dócil durante nuestras reuniones del G7 solo para dar una conferencia de prensa después que me fui, en la que dijo que 'las tarifas de Estados Unidos son algo insultantes'", escribió Trump, para quien el líder canadiense fue "muy deshonesto y débil".

En especial, Trump renovó su amenaza de imponer un alza de aranceles a los vehículos europeos y extranjeros importados a Estados Unidos, un sector que pesa mucho más que el del aluminio y el acero afectado hasta el momento. "Los canadienses somos educados, somos razonables, pero no dejaremos que nos pisoteen", ha concluido.

La ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, respondió a la Casa Blanca diciendo que los ataques "ad hominem" no ayudan, que su país tomará represalias contra los aranceles impuestos por Washington de una manera mesurada y recíproca y que Canadá está dispuesta a dialogar. - Los desacuerdos ante la imposición de medidas arancelarias al acero y aluminio decretadas por el presidente Donald Trump marcaron la cumbre del G7 en Canadá.

La cumbre del G7 terminó en un completo caos cuando Trump dijo "no" a la declaración conjunta.

"Mientras, analizamos [aplicar] los aranceles a los automóviles que inundan el ¡mercado norteamericano!".

En retrospectiva, el consenso de la declaración parecía algo débil. No obstante, antes de dejar Canadá ha advertido con seguir restringiendo el comercio con naciones que según considera han tratado injustamente a Estados Unidos. Pero sus contrapartes estaban igualmente decididas a aferrarse a las normas del comercio internacional.

"Hemos tardado dos días para conseguir un texto y unos compromisos".

Trump culpó a sus antecesores del déficit comercial que EEUU mantiene con otros países, pero afirmó: "Lo vamos a arreglar".

El presidente chino Xi Jinping (izquierda), conversa con un sonrienteVladimir Putin, mandatario ruso, durante una ceremonia en Pekín el viernes, previo al inicio de la cumbre de la OSC en Qingdao, China. "Cuando se los digo, se me ríen", dijo.

El mandatario lanzó estas advertencias, pese a que había acordado, junto con los representantes del G-7 -Canadá, Alemania, Francia, Italia, Japón y Reino Unido- el comunicado final en el que se comprometieron a trabajar para reducir aranceles, barreras al comercio y reformar la Organización Mundial de Comercio.

Por otro lado, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha confirmado que la próxima cumbre será en Biarritz.

Durante la cumbre, Trump se mostró audaz.

"Funcionará o no, pero lo sugerí", dijo a periodistas, pero su idea fue acogida con escepticismo por funcionarios europeos.

  • Leon Brazil