Trump aseguró que detendrá las maniobras militares con Corea del Sur

En esta reunión de aproximadamente hora y media participaron también el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que se ha reunido dos veces con Kim en Pyongyang; el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton.

Muy temprano en Singapur, Trump tuiteó con cauto optimismo: "Las reuniones entre equipos y representantes van bien y rápido, pero a fin de cuentas eso no importa".

"Con la participación del presidente Donald Trump y el presidente Kim Jong Un, en una reunión para rehacer la historia, para brillar bajo el sol", dice el narrador del video.

Las imágenes, acompañadas de una dramática voz en off y una música arrolladora presentan el cambio que ambos hombres podrían llevar al mundo o no si Kim Jong-un persiste en su empeño armamentístico y su amenaza nuclear, una responsabilidad que cae sobre el norcoreano porque, dice la voz off, de él depende perpetuarse como un hombre de paz.

Trump aseguró que el dirigente de Corea del Norte se comprometió en la firma de un documento conjunto a destruir "muy pronto" una instalación "importante" de pruebas de misiles. A la pregunta de los periodistas de si lo invitará a Washington Trump respondió: "Por supuesto". Un encuentro que el presidente estadounidense no vaciló en declarar que había ido "mejor de lo esperado".

Trump fue visto hablando y gesticulando antes de que un agente del Servicio Secreto abrió la puerta para dejar que los mandatarios echasen un vistazo dentro.

Primer apretón de manos ante las cámaras con las banderas de sus países de fondo; segundo en la sala en la que han mantenido un encuentro bilateral durante al menos 40 minutos; tercera aparición en la firma de un acuerdo al que los dos han calificado de "histórico"; y por último, una comida para celebrar el encuentro compuesta por un menú asiático fusionado con otro occidental. Creo que va a ser realmente exitoso, y creo que tendremos una relación excelente. Por su parte el líder norcoreano reconoció que "no había sido fácil" llegar hasta aquí. El pasado estuvo lleno de trabas y los viejos prejuicios y maneras de actuar funcionaron como obstáculos en nuestro camino.

"Me siento realmente bien", dijo Trump. "Pero los vencimos a todos y estamos aquí hoy".

  • Leon Brazil