Uber implementa el servicio de bicicletas compartidas en tierras galas

Uber, la empresa de transporte de pasajeros a través de una aplicación digital y que ha sido proscrita en varias ciudades europeas, lanzará su servicio de bicicletas eléctricas compartidas JUMP en Alemania, en un intento por diversificarse y construir puentes con las autoridades locales.

Uber adquirió Jump, plataforma de alquiler de bicicletas compartidas a principios de abril. Khosrowshahi hizo el anuncio en una conferencia en Berlín mientras docenas de taxistas alemanes agitaban letreros que decían "Uber, vete a casa".

Dara Khosrowshahi, CEO de Uber (izq.) durante la presentación del servicio Jump este miércoles. Esto significa que los usuarios en lugar de ir a un estante específico en la ciudad, pueden dejar las bicicletas y bloquearlas en un lugar donde sea legal para estacionar una bicicleta.

Por el momento, Uber solo tiene este servicio en las ciudades estadounidenses de San Francisco, Santa Cruz, Washington y Sacramento.

Luego de recorrer China, el uso compartido de bicicletas se ha extendido a Europa y América del Norte, y los jugadores de EE. UU. buscan seguir el ritmo de las incursiones internacionales de sus rivales chinos.

Uber competirá en la capital alemana con empresas como OBike, China Mobike y LimeBike. "Queremos trabajar con los gobiernos locales y las ciudades para que nuestro modelo funcione". Además, Uber y otras compañías basadas en la aplicación de ride-hailing han sido acusadas de causar congestión en ciudades importantes como Londres.

  • Monte Muniz