Boeing absorbe brazo comercial de Embraer

Boeing y Embraer han anunciado la firma de una carta de intenciones para crear una 'joint venture' para la combinación de sus negocios, en la que el constructor estadounidense tendrá una participación del 80%, valorada en 3.800 millones de dólares (3.245 millones de euros), y la firma aeronáutica brasileña el 20% restante.

Dicha joint-venture estará formada por la división de aviación comercial y de servicios de Embraer, que se alineará de forma estratégica con las operaciones de desarrollo comercial, producción, márketing y servicios integrales de Boeing.

De acuerdo con información de The Wall Street Journal, las acciones de Boeing han aumentado 13% este año, sin embargo, con el anuncio, experimentaron pocos cambios, mientras que las acciones de Embraer cayeron 14% debido a que los analistas dijeron que los inversores esperaban un precio de compra más alto.

Una vez finalizado, el joint-venture de aviación comercial estará dirigido por un equipo situado en Brasil, que contará con un presidente y un consejero delegado, mientras que Boeing tendrá el control operacional y de gestión de la nueva compañía, que se reportará directamente a Muilenburg.

Las dos empresas aseguraron que la nueva compañía "será un centro de excelencia de Boeing para el desarrollo de proyectos, la fabricación y mantenimiento de aeronaves comerciales de pasajeros y estará totalmente integrada en la cadena general de producción" de la marca estadounidense.

Claros, empleado de Embraer, se mostró "muy crítico" con lo que considera la "venta" de la firma y dudó que sea beneficioso para los trabajadores de la firma suramericana al citar que Boeing despidió "en los últimos cinco años más 35.000 trabajadores en Estados Unidos".

Adicionalmente, ambas empresas crearán otra compañía conjunta que promueva y desarrolle nuevos maercados y aplicaciones para productos y servicios de defensa, "especialmente el avión multi-misión KC-390", señalaron.

El gobierno tiene poder de veto sobre cualquier cambio de la participación controladora en Embraer, señal de lo mucho que se valora a la empresa en Brasil.

En un comunicado, precisaron que si las aprobaciones se reciben en los plazos previstos, la operación podría cerrarse a finales de 2019, entre 12 y 18 meses después de la firma de los acuerdos definitivos. "Está en línea con la estrategia empresarial de Boeing de buscar oportunidades estratégicas de inversión que aporten valor real y aceleren nuestros planes de crecimiento orgánico. Esta asociación fortalecerá las capacidades verticales de Boeing y mejorará el valor para nuestros clientes durante todo el ciclo de vida de productos líderes en la industria y servicios".

Así las cosas, no afectará a las previsiones financieras ni de Boeing ni de Embraer para el ejercicio de 2018.

  • Monte Muniz