Cuatro días de trabajo aumentó la productividad de empleados en Nueva Zelanda

En marzo, la empresa comenzó con el nuevo horario laboral, que se aplicó junto con un reajuste salarial; los empleados recibían el sueldo de cinco días, trabajando solo cuatro. "Incluso muchos empleados reportaron voluntad para estar disponibles para alguna tarea laboral en su día libre", agregó el informe.

Investigadores de la Universidad de Auckland supervisaron el experimento de la empresa analizando el impacto que se produjo en el equipo. De los resultados obtenidos durante este estudio se desprende también que el nivel de estrés de los trabajadores bajó de un 45% a un 38% y que el equilibrio entre la vida laboral y familiar mejoró de un 54% a un 78%.

"Estamos pagando por la productividad".

Barnes dijo en declaraciones al New Zealand Herald que se ha visto un mayor compromiso y satisfacción en el trabajo por parte de los empleados.

Pero, algunos empleados no estaban de acuerdo con el cambio de semana laboral.

Trabajo y vida personal. "Otros se encontraron trabajando 10 horas en cuatro días, particularmente los gerentes".

"Por esa razón ciertos equipos fueron incapaces de participar total o parcialmente en la prueba", señaló.

"El trabajo no para", lamentó un empleado.

"Otro empleado contó la historia de una compañera de trabajo que estaba 'luchando en averiguar qué hacer con el día libre'. Al final esta persona 'tomó tiempo para ella misma, que fue un aprendizaje importante'".

Una vez terminado el periodo de prueba, Barnes dijo que todos los trabajadores tendrían la opción de trabajar cuatro días a la semana siempre que respondan con productividad, asegurando que reducir las horas de trabajo no repercute en la producción semanal. El político animó a las empresas a seguir descubriendo modelos de trabajo que no afecten a la productividad y mejoren las condiciones de los trabajadores.

Una empresa neozelandesa decidió imponer una jornada laboral de cuatro días después de probar esta fórmula durante dos meses.

  • Leon Brazil