Detienen a presunta atacante del mexicano de 92 años golpeado en EEUU

Rodríguez suele visitar Estados Unidos al menos dos veces al año para visitar a su familia, residentes en Willowbrook, en donde sucedió el ataque.

El ataque contra el anciano, registrado el pasado 4 de julio en Willowbrook, un suburbio del sur de Los Ángeles, fue tan brutal que Rodríguez no pudo caminar tras la agresión, que le dejo múltiples lesiones, incluyendo fractura de pómulo, costillas rotas y heridas en la cabeza y cuello. Autoridades informaron a la familia de Rodríguez, que la agresora había sido detenida bajo el cargo de agresión con arma letal, y además se le impuso una fianza de 200,000 dólares.

Su familia dijo que la mujer se enfrentó a Rodríguez, después de que el anciano habría tropezado con una niña pequeña que estaba con ella.

El nieto de Rodríguez, Erick Mendoza, abrió una página en GoFundMe, el sitio de internet especializado en campañas de recaudación de fondos, para solicitar ayuda para el tratamiento y recuperación de su abuelo con la meta inicial de juntar 15 mil dólares. Hasta la tarde de este miércoles ya habían recolectado más de 275,000 dólares. "Todos en el vecindario ya lo conocen", dijo Mendoza. También invitó a un grupo de hombres a patearlo. "Acababa de pasarla y ella me empujó y me golpeó hasta que terminó".

"Ni siquiera me encontré con su hijo", dijo Rodríguez.

La investigación está en curso y un motivo para el asalto "se desconoce en este momento", afirmó la corporación.

Un funcionario de la oficina del sheriff angelino, D'Angelo Robinson, le dijo a CNN que las autoridades estaban "preocupadas, especialmente con el tipo de delito que cometieron". "Hubo lo que parece ser un niño de cuatro años que fue testigo de todo. No podemos tener este tipo de personas así en las calles".

Misbel Borjas pasaba por el lugar cuando vio a la mujer golpeando repetidamente a Rodríguez en la cabeza con un bloque de concreto.

"La oí decir: 'vuelve a tu país, vuelve a México'".

Rodolfo Rodríguez aún sigue guardando reposo y recuperándose de los severos golpes que recibió en su cara el pasado 4 de julio cuando mientras caminaba se cruzó en la acera con una mujer y su hija y ella lo atacó inesperadamente con un ladrillo gritándole, según testigos, que "tenía que volver a su país, que tenía que volver a México".

  • Leon Brazil