Drama familiar deja 5 muertos en Francia

Este martes, cinco integrantes de una familia franco-española aparecieron muertos en el incendio de su vivienda, situada en el centro de la localidad de Pau, y las primeras pistas apuntan a que el marido habría sido el autor de los hechos, tras los cuales se suicidó.

El teniente de alcalde de la ciudad, Marc Cabane, que se trasladó al lugar de los hechos, relató que fueron los vecinos quienes llamaron a los bomberos sobre las 6.30 horas (4.30 GMT) alertados por la sangre que corría fuera de la vivienda. Es entonces cuando descubren los cuerpos sin vida de un hombre de unos treinta años, su mujer, de 36, el hijo de ambos, el abuelo materno y una segunda mujer, pareja del padre de ella.

Cuatro de los cinco fallecidos son originarios de la localidad sevillana de Pilas (España), según han informado a Efe fuentes del Ayuntamiento de la localidad.

Ante este trágico suceso, el Ayuntamiento ha mostrado su "más profundo pesar" y expresa sus condolencias a familiares y amigos de J.M.R., de 65 años, y su pareja sentimental, de M.M.P., de 36 años, y al hijo de ésta última, de apenas dos años.

La pareja se había trasladado allí hace un año, después de que ella encontrara un trabajo en prácticas como profesora de español en el colegio Hourquie de la vecina Morlaàs. El pequeño no presentaba heridas externas.

La madre del niño fue encontrada atada y amordazada y el padre con las venas cortadas. El concejal de Seguridad de Pau, Marc Cabane, señaló que el incendio "probablemente" fue provocado por el hombre, "quien se suicido", y añadió que "en el apartamento había mucha sangre por todas partes".

La fiscal de Pau, Cécile Gensac, dijo que está a la espera de las conclusiones de varias unidades especializadas para determinar las circunstancias de este drama, pero la reciente presentación de una denuncia por violencia de género por parte de la mujer, según contó un conocido de la víctima, hace pensar en un crimen de violencia machista.

Tras no obtener respuesta, no poder abrir y ver que salía humo de la vivienda, solicitó auxilio, arribando al lugar un escuadrón de bomberos que apagó rápidamente las llamas. El padre de la mujer y su pareja estaban de visita.

Una de ellas, Marie-Paule Lassus, quien vive en la tercera planta, avanzó que la mujer era "adorable" y que había sido destinada a Poitiers, en el centro del país, de cara a septiembre. Fuentes del consulado español en Pau declararon que habían trasladado al Ministerio de Exteriores los datos facilitados por la Fiscalía y la comisaría, que no quisieron precisar.

  • Leon Brazil