Grabaron a Donald Trump discutiendo el pago a una ex Playboy

El FBI incautó la grabación de Cohen este año durante un allanamiento a su oficina.

Karen McDougal, exmodelo de la revisa Playboy, afirma que mantuvo un romance con Trump que comenzó en 2006 poco después del nacimiento del último hijo del mandatario.

Aunque se desconoce la veracidad de este vínculo, el círculo cercano a Trump quiso ocultar cualquier rumor sobre infidelidades para no ensuciar su imagen. Se evalúa si, con ese acto, violó leyes federales de financiamiento de campaña.

El descubrimiento de las grabaciones se conoció semanas después de una entrevista en la que Cohen sugirió que podría renunciar a su lealtad a Trump para salvarse de la investigación en marcha.

La existencia de la grabación aumenta las preguntas sobre las tácticas que, siendo candidato, Trump y sus asociados usaron para mantener aspectos de su vida personal y comercial en secreto. Y resalta el potencial peligro legal y político que representa Cohen para Trump. Alguna vez el guardián de muchos de los secretos de Trump, ahora se considera que Cohen está cada vez más dispuesto a considerar cooperar con los fiscales.

Rudy Giuliani, el actual abogado del presidente, dijo al Times que Trump sí habló con Cohen sobre pagarle a en una grabación de menos de dos minutos, pero que nunca se efectuó el pago.

"Nada en esa conversación sugiere que (Trump) tuviera ningún conocimiento de antemano sobre ello", dijo Giuliani, quien añadió que el magnate indicó a Cohen que si tenía que hacer un pago lo documentara en un cheque, en lugar de recurrir a dinero en efectivo.

"En el gran esquema de las cosas, es una muy poderosa evidencia para porbar su inocencia", dijo Giuliani.

"McDougal vendió su historia a The National Enquirer por 150000 dólares durante los meses finales de la campaña presidencial, pero el tabloide no divulgó la historia, lo que evitó que se convirtiera en pública", informó el diario de Nueva York.

Cohen se había tornado célebre en Estados Unidos al admitir que antes de la campaña de 2016 pagó 130.000 dólares a una actriz de películas porno, Stormy Daniels, para comprar silencio sobre sus relaciones con Trump. Y aclaró que el argumento de McDougal de una aventura era "totalmente falso".

  • Leon Brazil