Hamilton, enojado con Ferrari tras perder ante sus hinchas

El la punta de la carrera Valtteri Bottas intentaba superar a Vettel para ayudar a su compañero en cuanto a los puntos, el alemán se mostraba firme mientras la otra Ferrari hacía su paso por los pits para cumplir con la sanción de diez segundos. Raikkonen, el tercero en el podio, fue penalizado con 10 segundos por el incidente con Hamilton al principio de la carrera, pero el finlandés reconoció merecer el castigo.

Desde el inicio del Gran Premio de Gran Bretaña, las emociones comenzaron a marcar una prueba que sería una de las más emocionantes de los últimos tiempos, para felicidad de quienes gustan de ver sobrepasos e intercambios permanentes, con un final que entrelazó a los cuatro pilotos más importantes del certamen y a las dos escudarías que predominan por sobre el resto. Vettel se quedó en medio de los dos pilotos de Mercedes luego de que Bottas se puso al frente.

El piloto alemán, que logró su cuarta victoria de la temporada y la 51ª en su carrera, el líder de la clasificación con 171 puntos, ocho unidades más que los 163 de Hamilton.

En el comienzo, Raikkonen tocó a Hamilton, que había largado desde la pole position, y el británico se retrasó a la 18° posición.

Momentos más tarde, el francés Romain Grosjean (Haas) y el español Carlos Sainz (Renault) protagonizaron un choque para decir adiós a la competencia y de nuevo apareció el Safety Car.

Desde Ferrari se apunta a que el calor es un gran aliado para su monoplaza, mientras que a Mercedes, su gran rival, le sienta peor, como quedó claro en el pasado Gran Premio de Austria, en el que ambos coches abandonaron.

- Vuelta rápida: la 47 de Vettel en 1:30.696 a 233,831 kms/h.

La mujer de Kimi Raikkonen, Minttu Raikkonen, también ha reaccionado a esta controversia en Instagram Stories lanzando un irónico mensaje que está dando mucho que hablar al parecer una clara indirecta contra Lewis Hamilton: "Si lloras como una chica cuando pierdes, haz ballet", escribió Minttu Raikkonen, la mujer de Raikkonen desde 2016 y la madre de sus dos hijos.

El australiano Daniel Ricciardo, cuyo Red Bull no mostró nunca el ritmo necesario para aspirar a los puestos de honor, terminó quinto. El germano sorprendió a Bottas en un lugar donde no se esperaba a cinco vueltas del final y arriesgando para retomar el liderato en el Mundial. La Q1 fue un tormento para Sainz, que vio cómo el canadiense Lance Stroll (Williams) tuvo un accidente en la curva 6 y provocó que se sacara en pista la bandera roja, deteniendo esa primera tanda cuando aún faltaban 14:25 minutos por disputarse.

- Próxima carrera: Gran Premio de Alemania, del 20 al 22 de julio en el circuito de Hockenheim.

  • Ricardo Clara