Isaiah Thomas, a los Denver Nuggets

Thomas, como agente libre, se decidió por los Nuggets, que le van a pagar dos millones de dólares por la temporada del 2018-19.

Howard, uno de los pivotes más dominantes de la liga, logró promedios de 16,6 puntos y 12,5 rebotes la pasada temporada.

Esta es una apuesta de alta recompensa y bajo riesgo para los Nuggets que aspiran a llegar a los playoffs de la Conferencia Oeste esta temporada. Malone entrenó a Thomas con Sacramento en 2013-14 y ha estado entusiasmado con su incorporación a los Nuggets.

Los Kings seleccionaron a Thomas con el número 60 de la segunda ronda en el sorteo universitario de 2011.

Thomas, quien aún se está recuperando de una operación de cadera a la que se sometió en abril, espera aprovechar esta temporada como la que le sirva para recuperar su salud al completo y volver al mercado de agentes libres en 2019 para buscar un nuevo contrato de mayor importe. Promedió 29 puntos para los Boston Celtics en la temporada 2016-17, una temporada de All-NBA en el segundo equipo que pareció despejar el camino para un contrato a largo plazo por $100 millones.

Thomas sigue trabajando en el proceso de rehabilitación durante el descanso del verano en las sedes de Seattle y Los Angeles. El movimiento permite a los Nuggets rebajar en 20 millones de euros el coste de sus nóminas.

Lin también dejó a los Nets al ser traspasado a los Hawks que tendrán que dar los derechos de selección en la segunda ronda del sorteo universitario.

Lin, un veterano de ocho temporadas en la NBA, tendrá como nuevos compañeros a los veteranos Dennis Schroder y Kent Bazemore, además de al novato Trae Young, a quien eligieron los Mavericks de Dallas con el número cinco de la primera ronda del sorteo universitario y cedieron los derechos a los Hawks, que a cambió dieron al equipo tejano al base esloveno Luka Doncic, elegido con el número tres. Será el séptimo equipo del base taiwanés de 29 años en su carrera la NBA tras Golden State Warriors, New York Knicks, Houston Rockets, Los Ángeles Lakers, Charlotte Hornets y los propios Nets.

  • Ricardo Clara