La bella presidenta de Croacia pidió que alienten a su selección

Quizá esto explique no sólo el ultranacionalismo arraigado entre los croatas, sino que se hayan escuchado cánticos de los criminales ustashas en las gradas de los estadios rusos, sin que nadie haya puesto el grito en el cielo. Son ustedes unos anfitriones maravillosos.

Grabar-Kitarovic se perdió el partido de semifinales frente a Inglaterra porque debió asistir a la cumbre de la OTAN en Bruselas, pero no dejó escapar la oportunidad para promover a su selección. "Seamos felices juntos", pidió Grabar-Kitarovich, vestida con los colores rojo y blanco de su país.

U ime hrvatskih navijača zahvaljujem Rusiji na srdačnom gostoprimstvu. Večeras navijajte za Hrvatsku. Vida se ha disculpado por cualquier ofensa, al asegurar que sólo quería elogiar a varios amigos que tiene en Ucrania, sin agravar la tensión entre ese país y Rusia.

Después de los octavos de final, el presidente de la FIFA a Gianni Infantino la invitó al palco.

Mediante un mensaje en video, grabado desde el interior de un avión y publicado en Facebook, Kolinda Grabar-Kitarovic se expresó brevemente en ruso.

La presencia en el habitáculo principal del recinto estuvo plagado de jefes de estado y de gobierno de distintos países. Vladimir Putin invitó también a Armen Sarkisyan, de Armenia, Alexander Lukashenko, de Bielorrusia, Ali Bongo Ondimba, de Gabón, Igor Dodon, de Moldavia, Mahamoud Abbas, de Palestina, Sheikh Tamim Bin Hamad Al Thani, emir de Catar, donde se celebrará la próxima edición del Mundial en el 2024 y Omar Al Bashir, presidente de Sudán. La presidenta se descontó la parte proporcional de su sueldo para los días que ha pasado en Rusia apoyando a su selección.

  • Ricardo Clara