May 'guiña el ojo' a Trump en visita a Gran Bretaña

La llegada del presidente ha generado un nivel de movilización sin precedentes en el país desde las masivas protestas callejeras contra la guerra de Irak en el 2003.

El embajador estadunidense en Londres, Woody Johnson, dijo que el acuerdo comercial será "una prioridad mayor" para Trump cuando se produzca el Brexit, en marzo de 2019.

May relató las numerosas oportunidades que, a su juicio, el "brexit" ofrece a las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y el Reino Unido durante la cena de gala que compartió hoy con Trump y con un centenar de empresarios en el palacio de Blenheim, en el condado de Oxfordshire (Inglaterra).

La iniciativa "Stop Trump" espera para el viernes unos 100.000 participantes.

Cientos de manifestantes que agitaban pancartas se congregaron frente a Winfield House y Blenhein Palace la noche del jueves, pero los cordones extensos los mantenían lejos de Trump.

Según un sondeo del instituto YouGov publicado el jueves, el 77% de los británicos tiene una opinión desfavorable de Trump, el 74% lo considera un sexista y el 63% un racista. Casi la mitad de las 1.648 personas encuestadas estima que la reina no debería recibirle.

Llegó acompañado de su esposa Melania Trump en el avión presidencial Air Force One.

Así, la reunión de mañana se producirá en Chequers, al sureste, mientras que la reina Isabel II le recibirá para tomar el té en el castillo de Windsor, para evitar el céntrico palacio de Buckingham.

Trump llegóa al Reino Unido desde Bruselas, donde participó en una cumbre de la OTAN.

Trump y May ofrecerán una rueda de prensa el viernes y el domingo el presidente estadounidense viajará a Helsinki para reunirse el lunes con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Ante el hecho, se han planeado varias protestas que se desarrollaran desde hoy 12 de julio hasta el próximo sábado.

El recibimiento a Trump no será caluroso por una parte de los británicos.

"Si aprueban un acuerdo como ese, estaríamos tratando con la Unión Europea en lugar de con el Reino Unido, y eso puede matar probablemente el acuerdo", afirma Trump.

"La gente votó para salirse, así que imagino que eso es lo que harán".

"Pero tener una relación especial significa que esperamos los más altos estándares el uno del otro, y también significa hablar cuando creemos que los valores que apreciamos están bajo amenaza", dijo.

"Como muchos londinenses, siento que esta es una de estas ocasiones", sentenció.

La figura, que mide seis metros de altura y representa a un bebé enfadado que solamente lleva pañales y un móvil en la mano, sobrevolará este viernes durante dos horas el cielo de la capital británica a iniciativa del colectivo Nona Hurkmans.

  • Leon Brazil