Ordena Trump nuevos aranceles a importaciones de China

El representante Comercial estadounidense, Robert Lighthizer, anunció que su país impondría gravámenes de un 10% a más importaciones de China.

El pasado viernes 6 entraron en vigor aranceles estadunidenses del 25% por valor de 34 mil millones de dólares, como parte de un primer paquete de gravámenes de 50 mil millones, a los que China respondió con idénticas medidas.

El gobierno del presidente Donald Trump prepara aranceles sobre otros 200.000 millones de dólares en productos chinos que van desde alarmas antirrobo hasta caballa, de acuerdo con una lista de los productos publicada el martes por la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos.

Las dos mayores economías del mundo se encuentran trabadas en una áspera controversia que amenaza desequilibrar el comercio internacional, y Washington dejó claro que no está dispuesto a ser el primero en dar un paso atrás.

Según Lighthizer, las medidas de represalias chinas se adoptaron "sin base legal o justificativa".

Los productos tendrían una carga de 10 por ciento adicional y equivalen a 200 mil millones de dólares.

Recalcó que "es una respuesta apropiada (...) para lograr que se eliminen las políticas industriales dañinas de China".

Recrudeció la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Washington acusa a China de haberse apropiado de patentes de tecnología ya sea a través de las obligaciones a las empresas estadounidenses para operar en el mercado chino o simplemente mediante el robo.

China ha considerado "totalmente inaceptable" la decisión de Estados Unidos de imponer nuevos aranceles a productos chinos, y anunció que tomará "las contramedidas necesarias". "La cooperación es la única elección correcta entre China y Estados Unidos", insistió.

"Las alzas mutuas de los aranceles a gran escala entre China y Estados Unidos conducirán inevitablemente a destruir el comercio chino-estadounidense", declaró en un foro el viceministro chino de Comercio, Li Chenggang.

  • Monte Muniz