Rusia admite que usó amoníaco ante España y Croacia

"La Federación rusa actuó con el amoniaco como si se tratara de algo tan común como usar champú en la ducha", publicó el citado medio germano, detallando que "un jugador olfateó antes de la sustitución contra España un algodón empapado en amoníaco".

De acuerdo a algunos medios de comunicación en Alemania, los jugadores del cuadro ruso utilizaron amoniaco, con lo que habrían sacado ventaja en los partidos. Con respecto a esto, el médico del plantel, Eduard Bezuglov, negó que los futbolistas rusos se doparan durante el Mundial antes de jugar los octavos de final contra España y los cuartos de final contra Croacia. El compuesto químico, sin embargo, no es una sustancia tipificada como prohibida por el reglamento antidopaje de FIFA, según informa el mismo medio.

"No sólo se usa en el deporte, sino en la vida cotidiana de la gente cuando alguien pierde el conocimiento o se siente débil", agregó.

"Se trata de un simple amoníaco con el que impregnan trozos de algodón y después se inhala".

"Lo hacen miles de deportistas para animarse y se utiliza desde hace décadas". "Se puede ir a cualquier farmacia y conseguirlo, el fuerte olor que desprende ayuda a que el cuerpo reaccione y despierte". Justamente, ocurrió antes del encuentro con la selección española, que eliminaron contra pronóstico en los penaltis tras empatar a un gol. "Esto no tiene ninguna relación con el dopaje", aseguró Bezuglov.

FIFA abrió una investigación en 2016 en la que estarían implicados once jugadores citados por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en el marco del Informe.

Entre los implicados en la trama figuraría el central del Rubín Kazán, Ruslan Kambólov, que fue convocado para el Mundial, pero fue reemplazado en el último momento por Serguéi Ignashévich. El caso de dopaje contra Kambolov, que se perdió la Copa por una lesión muscular a escasas semanas del partido inaugural, fue cerrado por falta de pruebas, según sus abogados.

  • Ricardo Clara