Una investigación revela que tus correos de Gmail son revisados por terceros

Las compañías que hablaron con The Journal confirmaron que la práctica estaba especificada en sus acuerdos con los usuarios y dijeron que habían implementado normas estrictas para los empleados con respecto al manejo del correo electrónico.

Cientos de empresas que desarrollan aplicaciones para ampliar la funcionalidad del servicio de correo electrónico Gmail tienen acceso a la correspondencia personal de los usuarios, informa The Wall Street Journal con referencia a fuentes familiarizadas con el tema.

Para que una aplicación pueda tener acceso al correo electrónico, es necesario que el propio usuario en algún momento lo haya autorizado.

Un desarrollador, Return Path, una empresa de mercadotecnia que ofrece herramientas de organización de correo electrónico gratuitas, les permitió a sus empleados leer cerca de 8,000 correos electrónicos de usuarios hace dos años para ayudar a desarrollar el software de la compañía.

Google el martes también aclaró cómo la compañía usa los datos.

Estos escaneos suelen tener un alcance de al menos 100 millones de correos electrónicos por día.

Edison Software coma en tanto, distribuye una aplicación que permite organizar correo electrónico.

Ya hace más del año, Google externó a todos los usuarios que no habría filtración de información, por la fuerte encriptación de la información que la empresa tiene.

Google prohíbe el acceso, la agregación o el análisis de los datos de los usuarios si la finalidad es mostrarla, venderla o distribuirla a una tercera parte que realiza vigilancia.

Las API de Google permiten a los desarrolladores usar las cuentas de Google de los usuarios como factor de autenticación y autorización, por ejemplo.

Con 1,400 millones de usuarios, Gmail es el servicio de correos más popular en el mundo.

Según publica el periódico estadounidense 'The Wall Street Journal', se trataría de una práctica normalizada que se asemeja peligrosamente a lo que hacía Facebook con empresas como Cambridge Analytica, aunque de momento en el caso de Google no hay ninguna prueba de que estos permisos se hayan utilizado con fines ilícitos.

Los empleados de Google también pueden leer correos electrónicos, pero solo en "casos muy específicos en los que se nos solicite y den su consentimiento, o cuando lo necesitemos por motivos de seguridad, como investigar un error o abuso", declaró la compañía al WSJ.

  • Buena Jesus


EN CASO QUE TE LO HAYAS PERDIDO