Astrofísico mexicano identifica primeras galaxias del Universo

Un equipo del Instituto de Cosmología Computacional de la Universidad de Durham, en conjunto con el Centro Harvard-Smithsoniano para la Astrofísica, han encontrado evidencia que una de las más lejanas galaxias que orbitan nuestra Vía Láctea podría ser una de las primeras galaxias que se formaron en nuestro Universo.

De acuerdo con un comunicado la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Frenk aseguró que el descubrimiento es un equivalente astronómico "a encontrar los restos de los primeros humanos que habitaron la Tierra".

"Lo que hicimos fue coleccionar todos los datos e interpretarlos dentro del esquema que tenemos de la evolución del Universo", explicó el científico universitario radicado en Estados Unidos, en el artículo "The Imprint of Cosmic Reionization on the Luminosity Function of Galaxies", publicado por la revista The Astrophysical Journal.

"El hallazgo respalda el modelo actual para la evolución de nuestro Universo, el llamado 'Lambda de materia oscura-fría', en el que las partículas elementales que componen la materia oscura impulsan la evolución cósmica", añadió el especialista mexicano. Éstos eran de hidrógeno (el elemento más simple en la tabla periódica), se acumularon en las nubes, pero se enfriaron gradualmente hasta asentarse en los "halos" de materia oscura que surgieron del Big Bang. La fase de enfriamiento se conoce como "la edad cósmica oscura" y duró cerca de 100 millones de años.

Los investigadores consideran que millones de años después de la gran explosión la luz ultravioleta de las primeras galaxias transformó permanentemente el gas en los confines del espacio profundo, con lo cual las grandes fluctuaciones en la radiación intergaláctica serían una reliquia de esa modificación del Universo primitivo. La segunda fue una población más brillante que consiste en galaxias que se formaron millones de años después, una vez que el hidrógeno se ionizó por la intensa radiación ultravioleta emitida por las primeras estrellas y que eventualmente fue capaz de enfriarse en halos más masivos de materia oscura.

Lo notable es que el equipo halló que el modelo de formación de galaxias que habían desarrollado previamente concuerda perfectamente con los datos, permitiendo inferir los tiempos de formación de las galaxias satélites.

  • Buena Jesus