BASF adquiere el negocio de semillas de hortalizas de Bayer

BASF ha cerrado la adquisición del negocio global de semillas hortícolas de Bayer, que opera principalmente con la marca comercial Nunhems®, y completa así la compra de negocios y activos desinvertidos por Bayer a raíz de su fusión con Monsanto.

La incorporación del negocio de las semillas hortícolas mejora la oferta global de BASF para los agricultores. Estos negocios tuvieron unas ventas combinadas de 2.200 millones de euros en 2017.

Basf, rival alemán de Bayer, ha finalizado hoy la adquisición del negocio de semillas agrícolas del grupo por 9.000 millones de dólares (7.715 millones de euros).

La compañía alemana ha pronosticado que la compra de Monsanto tendrá un impacto positivo en las ganancias en 2019, mientras que en 2021 ya se registrará un crecimiento a doble dígito.

En su declaración del jueves, Bayer dijo que la decisión del jurado "está en desacuerdo con el peso de la evidencia científica, décadas de experiencia en el mundo real y las conclusiones de reguladores de todo el mundo que confirman que el glifosato es seguro y que no causa linfoma no Hodgkin".

En el comunicado del jueves, Bayer reiteró que era injustificado el veredicto judicial de la semana pasada que obliga a Monsanto a pagar daños y perjuicios en una demanda estadounidense por supuestos vínculos entre el herbicida Roundup y el cáncer.

Por otro lado, la farmacéutica germana ha criticado la condena en Estados Unidos a Monsanto por los efectos cancerígenos de uno de sus herbicidas basados en glifosato.

En 2015, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), determinó que el glifosato era "probablemente cancerígeno".

"Bayer confía en que el tribunal determine que Monsanto y el glifosato no son responsables", ha afirmado la compañía, ya que la sentencia es recurrible.

  • Monte Muniz