¿Cómo ver en México la lluvia de estrellas de las Perseidas 2018?

Estos meteoroides no son más que fragmentos de roca, o incluso de hielo, de tamaños que oscilan entre unos granos de polvo hasta fragmentos de grandes dimensiones.

Lo que conocemos como lluvia de estrellas es nada más y nada menos que la fricción de los meteoros con los gases atmosféricos, que se calcinan y vaporizan y aparecen brillantes durante una fracción de segundo.

Los expertos explican que el fenómeno se da cuando la Tierra atraviesa el rastro del cometa Swift-Tuttle, descubierto en 1962, considerado el mayor objeto cósmico en pasar repetidamente por la Tierra.

Este año no contaremos con la ayuda de la fuerza de gravedad de Júpiter, por lo que no esperes ver más de 70 meteoros por hora (aproximadamente), una caída notable en contraste a los 150-200 meteoros por hora del 2016. Este nombre es debido al hecho que las partículas al entrar en la atmosfera e inflamarse aparentan proceder de una dirección concreta en el cielo, que corresponde con la órbita del cometa, y en este caso esa posición que denominamos radiante se sitúa en la constelación de Perseo, y de aquí se deriva el nombre científico de Perseidas. El tamaño de la mayoría de los fragmentos es aproximadamente el tamaño de un simple grano de arena, por lo que e desintegran antes de atravesar la atmósfera.

Durante el punto máximo, el domingo en la noche y la madrugada del lunes, podrías ver hasta 110 meteoros por hora o, en promedio, casi dos por minuto. No es necesario utilizar telescopios o similares, si no todo lo contrario, nos conviene tener el mayor campo de visión posible y para ellos nuestros ojos serán el mejor aliado. La revista Astronomy recomienda levantarse temprano para ver la lluvia de estrellas en la última hora de oscuridad previa al alba, pero vale la pena voltear la vista al cielo en cualquier momento después del ocaso.

  • Buena Jesus