Cientos de manifestantes heridos e intoxicados

Unas 440 personas, 24 de ellas agentes de Policía, resultaron heridos en la multitudinaria manifestación contra el Gobierno que tuvo lugar anoche en Bucarest, según han informado los servicios de urgencias.

El Servicio de Emergencia de Bucarest-Ilfov dijo que de ellas, 65 personas, incluyendo nueve policías, fueron llevadas al hospital.

Los medios rumanos estiman que unas 110, 000 personas participaron el viernes en la concentración en la Plaza de la Victoria para protestar contra la corrupción.

La Policía usó también cañones de agua y porras contra los manifestantes.

El presidente Klaus Iohannis, fuerte crítico del gobierno, condenó "la brutal intervención de la policía antimotines".

La ministra rumana del Interior, Carmen Dan, ha dicho este sábado en rueda de prensa que las fuerzas del orden actuaron contra grupos organizados de hooligans y que lo hicieron solo cuando fueron atacados mientras defendían las instituciones del Estado.

Los manifestantes, la mayoría residentes en el extranjero, reclamaban la dimisión de la primera ministra socialdemócrata, Viorica Dancila, y del presidente del Parlamento, Liviu Dragnea, líder del gobernante Partido Socialdemócrata de Rumanía. Dragnea no puede ser investido primer ministro por una condena en 2016 por fraude electoral. También el Gobierno austríaco y la radiotelevisión pública de ese país, ORF, han criticado la agresión a un cámara de esa emisora.

  • Leon Brazil