Consejo de Seguridad de ONU insta a investigar ataque en Yemen

La coalición dirigida por Arabia Saudí ha confirmado el ataque y ha justificado esta acción como una respuesta a los misiles lanzados por los rebeldes Huthi el miércoles por la noche, a través de la agencia de noticias saudí SPA.

Un hospital, con apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja, "recibió los cuerpos de 29 niños de menos de 15 años de edad y 48 heridos, entre ellos 30 niños", escribió la organización en Twitter.

La coalición reconoció haber realizado un ataque aéreo contra un autobus, pero sostienen que este no transportaba niños, sino "combatientes hutíes", declaró su portavoz, Turki al Maliki.

Vista de un mural que denuncia el ataque aéreo perpetrado presuntamente por la coalición lidera por Arabia Saudí.

En el Consejo de Seguridad de la ONU, la embajadora británica Karen Pierce, quien mantiene la presidencia, dijo: "Si la investigación que se lleve acabo no es creíble, el Consejo obviamente querrá revisarla".

La guerra de Yemen ha dejado en los últimos tres años más de 10.000 muertes.

Decenas de personas resultaron muertas o heridas por un bombardeo contra un autobús que llevaba niños en la ciudad yemení de Saada (noroeste), informó la Cruz Roja yemení.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió 'una investigación rápida e independiente'.

El ataque se produjo en el mercado Dahyan en la provincia de Saada, un baluarte de los rebeldes llamados hutíes, dijeron los jefes.

La coalición militar saudí apoya al Gobierno reconocido internacionalmente en su lucha contra los rebeldes, que controlan amplias regiones del norte del país y la capital, Saná. La coalición ha recibido críticas de la comunidad internacional debido a sus ataques en los que mueren civiles.

"¿El mundo necesita realmente ver más niños inocentes muertos para detener la cruel guerra de Yemen?", reaccionó el director para Medio Oriente del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Geery Cappelaere. Aunque admitió su responsabilidad en algunos ataques, acusa generalmente a los hutíes de mezclarse con los civiles o de utilizarlos como escudos humanos.

"Pedimos a todas las partes en conflicto que, por favor, se respeten las leyes humanitarias, las leyes de la guerra y que no se produzcan más ataques a civiles a infraestructuras civiles como hospitales escuelas y puntos de agua saneamiento pero especialmente a los niños que son los más vulnerables", agregó la representante de Unicef.

Relaño recordó que casi 2 mil 400 niños han muerto y alrededor de 3 mil 600 han resultado gravemente heridos desde marzo de 2015, cuando el conflicto se recrudeció con la intervención de la coalición árabe a favor del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

  • Leon Brazil