Durante junio, México recibió más de 3 mdp en remesas

"Ante la incertidumbre derivada del complejo entorno que enfrenta la economía, se considera que el balance de riesgos para su crecimiento continúa sesgado a la baja", agregó.

Pero al mismo tiempo, estima que las condiciones de holgura en la economía "mostraron un relajamiento".

Así como para fortalecer el anclaje de las expectativas de inflación de mediano y largo plazos para que estas alcancen dicha meta, agregó.

El organismo explicó que si bien los indicadores disponibles al segundo trimestre de 2018 sugieren que la economía mundial continuó expandiéndose a un ritmo relativamente elevado, se ha incrementado la divergencia en el desempeño de las principales economías avanzadas.

Otra de las razones es que, contrario al comportamiento de las economías emergentes, desde la anterior decisión de política monetaria, "el peso mexicano presentó una apreciación y una disminución en su volatilidad".

De acuerdo a El Financiero "la recuperación en los precios del petróleo y el optimismo por la reanudación de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) fueron factores que suavizaron la toma de utilidades contra el peso".

"Esto refleja, en parte, la reversión del dinamismo que había mostrado la inversión en construcción y un debilitamiento de las exportaciones", añadió.

El cambio en precios relativos referido afecta la trayectoria de la inflación general prevista para los siguientes doce meses, si bien se estima que su efecto sea transitorio.

La inflación subyacente es el referente de las reuniones de política monetaria del Banxico, cuyo próximo encuentro está programado para el 2 de agosto.

Recordó que las expectativas para el cierre de 2018 de inflación general aumentaron de 4 % a 4,25 % de junio a julio, mientras que las correspondientes al 2019 se mantuvieron en 3,60 %, todavía algo separadas de la meta de 3 % del instituto emisor.

  • Monte Muniz