Fuerte caída de la industria en el mes de junio

Otros datos preocupantes que llegaron a caídas de dos dígitos se vieron la alicaída industria textil (-10,8%), las sustancias y productos químicos (-10%) y los productos de caucho y plástico (-11,1%).

Esta vez le tocó el turno a la actividad industrial que, en junio pasado, experimento una fuerte caída, del 8,1%, la peor que se haya observado desde que Mauricio Macri ocupara la presidencia de la Nación, desde diciembre de 2015.

Asimismo, la producción de carnes blancas registró una disminución de 11,8% en la medición interanual, y acumuló en la primera parte del año una caída del 6%.

Además, el INDEC mostró otro dato negativo: la construcción cedió 0,1% en relación a junio del año pasado.

Las proyecciones entre cinco analistas locales y cinco extranjeros también arrojaron una caída en la mediana de un 3,5 por ciento interanual para el Estimador Mensual Industrial (EMI) correspondiente al sexto mes del año.

La única rama que tuvo un rendimiento positivo fue la industria metálica básica que registró una suba del 9,8%.

Por su parte, desde el organismo que conduce Jorge Todesca indicaron: "La baja en el crudo procesado se debe a paradas de planta de empresas del sector el mes". El acumulado durante el primer semestre de este año presenta un aumento del 10,9% respecto al mismo período de 2017.

Cuando se analizan los insumos para la construcción, en junio muestran, con relación a igual mes del año anterior, subas de 21,4 por ciento en artículos sanitarios de cerámica; 13,2 por ciento en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción); 9,4 por ciento en asfalto; 8,7 por ciento en pisos y revestimientos cerámicos; 7,2 por ciento en mosaicos graníticos y calcáreos; 4,9 por ciento en yeso, y 2 por ciento en hierro redondo y aceros para la construcción, publicó La Nación.

El deterioro de la industria se explica principalmente por el efecto de la devaluación en lo que el propio presidente denominó "tormentón", que tuvo uno de sus picos justamente durante el mes de junio.

Si se cumpliese ese pronóstico, la Argentina podría tener que redefinir algunos aspectos del acuerdo con el FMI por un crédito de U$S 50.000 millones, de los cuales hasta ahora se recibieron U$S 15.000 millones.

En ese sentido, subrayó que "para 2018, la inflación proyectada por los participantes subió a 31,8%", lo cual representó un avance de 1,8% frente al pronóstico realizado en junio.

También resaltó que los participantes del REM "proyectan una caída del Producto Interno Bruto para 2018 de 0,3%".

  • Monte Muniz