Génova despide a las víctimas del colapso del puente y pide justicia

Los bomberos italianos encontraron más cuerpos en un coche aplastado bajo un bloque de hormigón por el derrumbe de un puente en Génova, Italia, afirmaron este sábado a la agencia AFP los servicios de protección civil.

La ciudad italiana de Génova despidió a 19 de las víctimas del derrumbe del viaducto conocido como puente Morandi, con un funeral de Estado en el que se pidió justicia por parte de las familias de otros 19 fallecidos, que prefirieron una ceremonia privada.

La solemne ceremonia católica duró poco más de una hora en un gran salón del centro de exposiciones de Génova, en presencia de altos funcionarios del Estado y de miles de vecinos de la ciudad del noroeste italiano.

Largos aplausos siguieron a la lectura de los nombres de los 38 muertos identificados y la mención de las víctimas aún sin identificar. En todos los estadios se guardará un minuto de silencio y los jugadores llevarán un brazalete negro en señal de luto.

Se destacó el féretro blanco de Samuele, de 8 años, que murió junto con sus padres cuando iban a tomar un ferry hacia Cerdeña.

En una inmensa sala de Génova transformada en capilla ardiente estuvieron alineados 19 féretros, rodeados por familiares y coronas de flores. Mattarella comentó que el país se enfrentaba a una "tragedia inaceptable" y exigió una "asunción rigurosa de las responsabilidades".

El arzobispo de Génova, Angelo Bagnasco, quien oficiará este sábado la misa, retransmitida en una pantalla gigante para los habitantes de esta ciudad del norte de Italia, expresó "todo su respeto por quienes eligieron no querer unos funerales de Estado". La última en confirmarse fue la muerte este sábado de un camionero rumano.

El gobierno anunció el viernes que había puesto en marcha el procedimiento de revocación de la concesión de la firma Autostrade en el tramo donde se halla el puente derrumbado. La iniciativa no solo contempla autopistas, puentes y viaductos sino también edificios públicos como los colegios.

Al funeral, celebrado en uno de los pabellones del recinto ferial de la ciudad, acudió el presidente de la República, Sergio Mattarella, el primer ministro, Giuseppe Conte, los vicepresidentes Luigi di Maio y Matteo Salvini y otros representantes del Gobierno.

Autostrade apartará unos 500 millones de euros (572 millones de dólares) para la recuperación del desastre, incluidos fondos para un nuevo puente y para ayudar a las familias y personas que tendrán que dejar sus casas cercas de la vía para la reconstrucción, dijo Castellucci.

La empresa, que pertenece al grupo Atlantia, controlado en un 30 % por la familia Benetton, aseguró que sus controles de seguridad eran serios.

  • Leon Brazil