Guerra comercial: Turquía tomará represalias contra aranceles de Trump

La Casa Blanca emitió un comunicado poco después en el que detalló que Trump ha dado luz verde "a la preparación de documentos para incrementar aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedente de Turquía".

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, ha cerrado la sesión con una caída del 1,56%, hasta los 9,602 puntos arrastrado por el desplome de BBVA provocado por la crisis de Turquía. "¡Nuestras relaciones con Turquía no son buenas en este momento!" escribió Trump, en su cuenta de Twitter.

El presidente Recep Tayyip Erdogan aseguró que la asociación de Turquía con Estados Unidos está en peligro y advirtió que Ankara podría comenzar a buscar nuevos aliados, luego del recrudecimiento de las relaciones entre ambas naciones.

"Al cierre de la semana la lira turca alcanzó un nuevo máximo histórico de 6.87 liras por dólar, luego de que Donald Trump anunció que duplicará los aranceles a las importaciones de aluminio y acero provenientes de Turquía, productos que serán gravados a tasas de 20% y 50%, respectivamente", puntualizó. La lira, que ha caído casi un 40% frente al dólar este año, reanudó su caída mientras Erdogan hablaba.

"No perderemos la guerra económica", ha proclamado el presidente turco durante un discurso en Bayburt, donde ha pedido que "aquellos que tienen euros, dólares u oro bajo sus almohadas vayan a cambiarlos por liras", según informa Hurriyet.

Erdogan, quien enfrenta uno de sus mayores desafíos económicos desde que llegó al poder en 2003, llamó a sus conciudadanos a una "lucha nacional" cambiando sus divisas para apoyar la moneda. ", se lee en el tuit".

Las preocupaciones de los inversores se han convertido en los últimos días a la salud de los bancos turcos.

La depreciación de la moneda mexicana se concentró en las últimas dos sesiones de la semana y fue resultado de un efecto-contagio, dado que se elevó la aversión al riesgo en los mercados financieros globales ante una crisis de confianza en Turquía, señaló el análisis del Banco Base. El BCE se negó a comentar.

Los datos del Banco de Pagos Internacionales muestran que los bancos de la eurozona tienen préstamos por valor de más de 150.000 millones en Turquía.

Un importante mercado emergente, Turquía limita con Irán, Irak y Siria, y ha sido en gran parte prooccidental durante décadas.

Los inversores se preocupan por la capacidad del país para atraer dinero en tiempos difíciles para saldar sus deudas, indica Expansión.

"La disminución de la lira turca y el aumento en los costos de endeudamiento causan un gran dolor de cabeza para muchas empresas turcas, ya que han tomado prestado en moneda extranjera a pesar de recibir ingresos en moneda local", dijo Hesse.

  • Monte Muniz