Ignora en NFL amenazas de Trump

La NFL comenzó con su primera semana completa de pretemporada, y la pregunta que persiguió a la Liga durante el verano, se respondió de inmediato.

"Los jugadores de la NFL están de nuevo en acción, al arrodillarse cuando deberían estar orgullosos del himno nacional", escribió Trump en Twitter este viernes, en el regreso a su cruzada contra los futbolistas que deciden expresarse de ese modo. Numerosos jugadores de diferentes equipos quisieron mostrar su 'indignación' por algo que la mayoría es incapaz de definir.

"Ganan una fortuna haciendo lo que aman". Un juego de fútbol, que los fanáticos están pagando mucho dinero por ver y disfrutar, no es un lugar para protestar. La mayoría de ese dinero va para los jugadores. "Ponte de pie con orgullo para tu himno nacional o que te suspendan sin paga!".

En Miami, los jugadores de los Miami Dolphins Kenny Stills y Albert Wilson se arrodillaron detrás de sus compañeros de equipo que se alinearon de pie a lo largo de la línea lateral.

El ala defensiva de los Dolphins, Robert Quinn, levantó su puño durante la canción, según WTVJ.

Malcolm Jenkins, de Philadelphia Eagles, subió el puño, lo mismo que De'Vante Bausby; Michael Bennett se mantuvo sentado en el banquillo, durante el duelo ante Pittsburg Steelers. La NFL está compuesta por un 70 por ciento de afronorteamericanos. "El himno se seguirá reproduciendo antes de cada juego, y se espera que todos los jugadores y no jugadores en el campo en ese momento se pongan de pie durante la presentación de la bandera y la ejecución del himno". Eso sí, cada equipo era responsable de castigar a sus jugadores si lo decide. "Los que no deseen hacerlo pueden optar por permanecer en el vestuario", explicó el portavoz de la liga, Brian McCarthy.

En Jacksonville, varios Jaguars, incluidos Jalen Ramsey, Telvin Smith, Leonard Fournette y T.J. Yeldon - no estaban en el campo de juego mientras el himno jugaba antes de su partido contra los New Orleans Saints, informó The Florida Times-Union.

"Seguimos comprometidos a trabajar con los jugadores para identificar soluciones y seguir avanzando en importantes problemas sociales que afectan a nuestras comunidades".

La Casa Blanca suspendió en junio la tradicional recepción del presidente a los campeones de la NFL, en este caso los Eagles, después de que muchos de sus jugadores optasen por no asistir al evento.

  • Ricardo Clara