Jaime Bayly dice que sabía del supuesto atentado contra Maduro

La Asamblea Constituyente venezolana iniciará este miércoles un proceso para someter a la justicia a diputados opositores acusados de un supuesto atentado contra el presidente Nicolás Maduro, anunció el órgano que rige el país con poderes absolutos.

El ataque contra Maduro se produjo la tarde del sábado, cuando el presidente ofrecía, en cadena obligatoria de radio y televisión, el discurso de cierre por la celebración de los 81 años de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

Por otra parte, Saab afirmó que se ha realizado la audiencia de presentación de los diversos cargos en contra de los presuntos responsables: "La audiencia de presentación se realizó ante el Juzgado 1° de Control con Competencia contra el Terrorismo, donde fueron imputados Argenis Valero, Juan Carlos Monasterios y José Rivas", agregando cuál ha sido la decisión inicial contra dichas personas, "se acordó la privativa de libertad contra los 3 imputados, el aseguramiento de bienes muebles e inmuebles y el congelamiento de cuentas bancarias".

Estaban planificados dos drones, el primero explotó con un componente de pentrita y pólvora, y el segundo se desorientó y chocó contra el edificio Don Eduardo, cayó y explotó con un componente de c4 y pólvora.

Maduro reiteró que el colombiano Juan Manuel Santos, quien este martes entregó el poder al derechista Iván Duque, orquestó el ataque.

Al menos hay 19 personas en la mira del gobierno por el episodio. Saab dijo a la prensa que los presuntos financistas de la operación estarían en territorio estadounidense y colombiano, y precisó que dos de los implicados en el caso -identificados como Rayder Russo Márquez y el coronel retirado Oswaldo Valentín García Palomo- están en Colombia.

En la mira. Julio Borges, el ex presidente del Parlamento, hoy exiliado en Bogotá (AP).

Borges le ha respondido a Maduro en Twitter que ya previamente le había acusado de las más diversas lacras, incluída la escasez y la trata de blancas.

Maduro enfiló igualmente contra Requesens, a quien calificó como uno de sus adversarios "más locos y psicópatas".

La oposición teme que se desate una ola represiva en un país en el que denuncia la existencia de unos 250 "presos políticos". Todo ocurre en un momento de gran debilidad del gobierno, con una inflación estimada en un millón por ciento para este año por el FMI, una descomunal escasez de alimentos y medicinas y una falta de dólares que traba el funcionamiento de una economía famélica.

  • Leon Brazil