La joven ilicitana rescatada de una secta en Perú regresa a España

Así lo confirmó la abogada de SOS Desaparecidos, María Teresa Rojas, una asociación que se ha implicado desde el inicio en la búsqueda de Patricia Aguilar.

Refirió que la familia de Patricia Aguilar llegó al aeropuerto de Lima a las 07:45, hora local, y fue recibida por funcionarias del Ministerio de la Mujer, la Fiscalía Especializada de Trata de Personas, la Unidad de Asistencia a Víctimas y Testigos del Ministerio Público, y empleados del consulado de España. "Patricia vuelve de forma voluntaria y con muchas ganas de ver a su familia y amigos, junto a su bebé y acompañada por Alberto, su padre" explica una portavoz de la familia en un comunicado al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL.

Por su parte, la familia de Patricia Aguilar emitió un comunicado oficial en el que señalaban que, "en vista de la filtración de la noticia del regreso a España de Patricia, su bebé y Alberto", se veían en "la obligación de confirmarla antes de lo previsto, para no dar lugar a bulos o especulaciones".

En el comunicado de la familia Aguilar se agradece el rol que cumplieron los medios de comunicación para dar con el paradero de Patricia; por ello, también se le solicitó a los medios que respeten el retorno de ella a su país "no olvidemos que es una víctima y sería perjudicial para ella un recibimiento mediático impactante", indica el documento.

"Entendemos que, durante este tiempo, la ayuda de los medios de comunicación ha sido fundamental para esclarecer el caso y lo hemos dicho públicamente".

Noelia Bru, prima de Patricia Aguilar, difundió una fotografía donde se ve a la joven española, su padre y su pequeña hija de tan solo dos meses de nacida. Conoció por Internet a Aguilar cuando ella tenía 16 años y atravesaba un momento difícil por la muerte de un tío cercano.

La chica fue localizada en una peligrosa zona de la selva peruana, frecuentada por grupos de narcotraficante, de donde pudo ser rescatada.

A varios kilómetros de allí fue localizado y capturado en una habitación el líder de la presunta, Félix Steven Manrique, junto a otras dos mujeres, una de ellas embarazada de ocho meses, muy delgadas y con signos de violencia. Mientras la joven ilicitana viaja rumbo a España, Félix Esteven Manrique permanece encarcelado en Perú toda vez que el Juzgado Penal de Lima acordó nueve meses de detención preventiva para él en tanto que se completa la investigación iniciada.

  • Leon Brazil