La propuesta de Asobancaria para el 4 por 1.000

El énfasis de la Asobancaria es que la medida no es para obtener ingresos, sino para desestimular el uso del efectivo.

Al respecto, el presidente de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria), Santiago Castro, explicó sobre los alcances de esta, asegurando que la principal motivación de su implementación, es justamente, el estímulo de la inclusión bancaria en el país, además de modificar el impuesto del 4 x 1.000 que se cobra a los movimientos financieros.

El argumento es que la economía se ha visto incentivada a usar el efectivo como medio de pago, "lo anterior se ha materializado en el incentivo para la promoción de actividades ilegales como: corrupción, evasión fiscal, lavado de activos y financiación del terrorismo, entre otros".

"Hay un precio por un artículo en cualquier tienda, ese precio es para compras por medios de pago electrónico".

Este nuevo impuesto por usar efectivo reemplazaría al llamado Gravamen al Movimiento Financiero (GMF), mejor conocido como el 4 x mil. "El tema del GMF sobre el que tanto se ha insistido, que es antitécnico, todo el mundo lo sabe y lo acepta, pero no tienen como reemplazarlo". Así, quedaría eliminado para operaciones como transferencias interbancarias, giro de cheques de gerencia, compras con tarjetas, desembolsos de créditos a cuentas o cheques, débitos para pagos a terceros que sean abonados a una cuenta, y traslados entre cuentas.

Castro dijo que el planteamiento no se afectaría en ningún caso las compras de bienes de consumo. Personas que no están bancarizadas o que reciben más de lo que declaran tendrían elementos que permitirían a la Dian rastrear la procedencia de su dinero.

  • Monte Muniz