Maduro anuncia nuevo tipo de cambio "anclado al petro"

Maduro dijo que cada petro ahora equivale a los 60 dólares que vale el barril de crudo venezolano, tendrá un valor de 3,600 bolívares soberanos, o 360 millones de los actuales bolívares, lo que implica una nueva tasa de cambio de referencia muy por encima de la oficial vigente y que puede acelerar aún más la hiperinflación.

En concreto, ha señalado que la creación del bolívar soberano ha sido un "duro golpe" para las "mafias" que venden moneda venezolana en Colombia, informa Ep. Además, ha subrayado que "frente a la dolarización de los precios" parte de la "guerra económica", Maduro "petroliza el salario" al anclarlo al valor de la criptomoneda venezolana, el petro.

La receta ofrecida por el gobierno venezolano, una nueva subida salarial, en esta ocasión descomunal, y fiarlo todo al petro, obvia el factor clave en economía: la confianza.

Durante una aloción del Mandatario nacional desde el Palacio de Miraflores, destacó que el objetivo es fijar el Petro como modelo de conversión nacional internacional, lo que significa que este se convertirá en referencia para el movimiento de la economía y la modificación del salario mínimo.

"Ese será el valor de las pensiones y la medida de todas las bases salariales: medio petro", dijo Maduro.

Señaló que el lunes se depositará una bonificación de 600 bolívares soberanos (241 o 15 dólares) a 10 millones de inscritos en el gubernamental Carné de la Patria, un censo en el que el Gobierno asegura se ha registrado la mitad de la población y que la oposición cuestiona por ser un arma de "control social y político".

Maduro remarcó que esto abarcará a empresas públicas y privadas para que no tengan "excusas" de querer aumentar los precios.

En el poder desde 2013 y enfrentado a un gran rechazo popular, Maduro también anunció que aumentará el IVA para los bienes suntuarios de 12% a 16%, así como otros impuestos. "Es un escenario caótico", estimó el director de la consultora Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros.

Además, el Gobierno planea aumentar la frecuencia en las subastas de divisas, escasas en el país petrolero, de una a tres por semana y dentro de dos meses establecer una subasta diaria.

Los venezolanos amanecieron ayer con una mezcla de incertidumbre, desconfianza y sobre todo angustia, luego de los anuncios económicos hechos anoche por el presidente Nicolás Maduro, y mientras muchos salieron a hacer compras desesperadas, una buena cantidad de comercios decidió no abrir sus puertas.

A partir del próximo lunes se podrá transar divisas en casas de cambio autorizadas por el gobierno, tras ser derogada recientemente una ley que penalizaba esas operaciones.

Como parte de su programa económico, Maduro extendió hasta el 30 de agosto un censo vehicular para que las personas reciban directamente un subsidio a la gasolina a través del "carnet de la patria", tarjeta electrónica para acceder a programas sociales.

Maduro insistió que en las comunidades se deben crear comités de defensa de los precios, una tarea en la que participará la institucionalidad del Estado, según remarcó la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

  • Leon Brazil