Moneda de Turquía se desploma frente al dólar

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes a través de su cuenta de Twitter que autorizó que se duplicaran las tasas aduaneras a la importación de acero y aluminio provenientes de Turquía.

Además, la crisis de Turquía cada vez se hace más grande.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha hecho un llamamiento al país para "no perder la guerra económica", asegurando que Turquía tiene a Dios de su parte y reclamando a aquellos ciudadanos que guarden euros o dólares "bajo la almohada" que los cambien por liras turcas, la divisa otomana, que este viernes llegaba a caer un 14% frente al dólar y un 13% frente al euro.

Las reuniones tuvieron lugar en momentos en que Turquía busca contener un colapso económico derivado de las sanciones impuestas por Estados Unidos la semana pasada sobre la detención del pastor Andrew Brunson, quien fue encarcelado por sospechas de espionaje y terrorismo hace más de dos años y recientemente fue dejado en libertad bajo arresto domiciliario. El gobierno de Trump impuso sanciones a dos ministros de Erdogan, quien respondió con una medida "espejo", al decretar sanciones a dos funcionarios de Trump. La fuerte baja del crudo fue resultado del anuncio que hicieron Estados Unidos y China en la imposición mutua de aranceles, entre los que destacan el petróleo, carbón y productos químicos.

Los problemas de Turquía se han visto agravados por las políticas económicas de Erdogan, que en junio fue reelegido y recibió autorización para ejercer amplios poderes.

"Este paracaídas podría ser una gigantesca subida de los tipos de interés de al menos 500 puntos básicos para calmar a los mercados y demostrar el claro compromiso del Banco Central de Turquía de apoyar la divisa", añade. Y a cierre del 7 de agosto, los de Turquía se habían disparado más de un 109% desde principios de año, la mayor escalada de todos los países emergentes, reflejando, a juicio de los expertos, "el temor de los inversores a una economía sobrecalentada". Si hay alguien que tenga dólares u oro bajo el colchón, debería cambiarlo por liras en nuestros bancos. "Podemos tener dificultades durante un par de días, pero las superaremos", ha prometido Erdogan.

"No perderemos esta guerra económica".

  • Monte Muniz