Mundo: Arabia Saudita, en crisis diplomática con Canadá

08 de agosto de 2018, 17:18Ottawa, 8 ago (PL) La crisis diplomática entre Canadá y Arabia Saudita escaló aún más hoy tras declaraciones aquí del primer ministro Justin Trudeau sobre una disputa con Riad relacionada con el tema de los derechos humanos. "Nos mantendremos firmes", ha señalado Trudeau a pesar de que Freeland y Al-Jubeir tuvieron una larga conversación telefónica el martes.

La crisis diplomática entre Canadá y Arabia Saudita se inició la semana pasada cuando la ministra canadiense de asuntos exteriores, Chrystia Freeland, pidió en Twitter la liberación de los activistas saudíes Samar y Raif Badawi.

Riad anunció el congelamiento de las relaciones comerciales bilaterales, la suspensión de las becas universitarias para saudíes -más de 15.000 personas originarias del país asiático estudian en Canadá- y la relocalización de miles de estudiantes. En un hilo de mensajes en Twitter se acusó a Canadá de "abierta y flagrante interferencia en asuntos internos", se interpretó su posición como "un ataque" que "no será tolerado" y se prometió "una postura firme para disuadir a quien intente minar la soberanía del Reino de Arabia Saudí". Al preguntársele si se disculparía con Arabia Saudita, Trudeau afirmó a los periodistas en esta capital que el pueblo siempre ha esperado que el gobierno de Canadá hable con firmeza y claridad. Ella fue detenida el pasado 30 de julio, mientras que su hermano fue condenado a 10 años de prisión y a recibir mil latigazos por "insultar el islam".

Las palabras de Trudeau son las primeras de este, desde que Arabia Saudí expulsara el lunes al embajador de Canadá de su territorio. Fue azotado ya 50 veces en enero de 2015.

Arabia Saudí ha detenido todos los programas de tratamiento médico en Canadá y está coordinando el traslado de todos los pacientes saudíes de hospitales canadienses a otros fuera de Canadá, según ha informado este miércoles la agencia de noticias saudí.

A comienzos de año, un contrato de venta de 14 helicópteros destinados a las Fuerzas Armadas de Filipinas fue congelado por las críticas de Otttawa a las continuas violaciones a los derechos humanos por el gobierno del presidente Rodrigo Duterte.

En esta misma línea, la monarquía árabe ha ordenado a la aerolínea estatal Saudia suspender todos sus vuelos con origen y destino en Toronto (ciudad canadiense).

La radiotelevisión pública canadiense, CBC, dijo que el banco central de Arabia Saudita dio órdenes a sus gestores de fondos para deshacerse de todo tipo de acciones, bonos y otros activos canadienses.

  • Leon Brazil