Por error Meghan Markle enseña su lencería en un evento público

El pasado 4 de agosto, la duquesa de Sussex arribó a sus 34 años. La pareja, recién casada, fue retratada en la ceremonia agarrados de la mano.

Como Markle es Duquesa de Sussex, ahora tendrá que devolver muchos de ellos al que lo hizo con su boda. No obstante, dichos presentes deberán ser devueltos.

El viernes, un día antes del cumpleaños de la esposa del príncipe Harry, Samantha usó su perfil personal de Twitter -privado para el público, pero a la que ha tenido acceso el Daily Mail- para enviarle una felicitación en la que apoyaba los reproches de su papá tal y como ha venido haciendo desde que Meghan se sumara a la familia real británica. "Los obsequios ofrecidos por personas privadas que viven en el Reino Unido y que no son personalmente conocidos por la familia real deben rechazarse cuando existan dudas sobre la procedencia o las motivaciones del donante", señala la norma de la realeza.

Además, está establecido que por razones de seguridad, "el Equipo de Correspondencia de la Reina no puede aceptar regalos que no hayan sido solicitados".

La única excepción a esta norma es si el regalo que se ofrece como recuerdo de una visita oficial.

Parece que la que últimamente le ha dado mucha lata a la familia real es Meghan Markle, quien desde antes de casarse con el príncipe Harry, ya acarreaba una lista de escándalos que estuvieron a punto de impedir su boda.

Harry con sus "cuadritos" y Meghan con un abdomen plano y un cuerpo muy tonificado.

  • Gilberto Valderrama