Repatriados a Estados Unidos 55 militares muertos durante la Guerra de Corea

WASHINGTON/BASE AÉREA OSAN, Corea del Sur (Reuters) - En una ceremonia solemne, Estados Unidos recibió el miércoles restos humanos que posiblemente incluirían a soldados estadounidenses que murieron en la Guerra de Corea de 1950-1953, y agradeció a Corea del Norte cumplir su compromiso ede devolverlos.

"Algunos han llamado a la guerra de Corea la guerra olvidada".

A raíz de los ensayos norcoreanos con misiles de largo alcance, las autoridades estadounidenses reanudaron en noviembre pasado los simulacros de ataques con sirenas antiaéreas de emergencia en Hawai ante un eventual ataque nuclear por parte de ese país.

"Los restos parecen ser restos de estadounidenses y de la época de la Guerra de Corea", declaró en rueda de prensa el doctor John Byrd, científico jefe de la Agencia de Contabilización de Desaparecidos en Combate y Prisioneros de Guerra del Departamento de Defensa (DPAA, por sus siglas en inglés).

Los simulacros mensuales de ataques con sirenas se reanudarán el martes 4 de septiembre próximo, según el anuncio oficial.

Los 55 ataúdes con los restos estaban envueltos en la bandera azul y blanca de las Naciones Unidas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, estalló en 1950 el conflicto en la Península Coreana con la intervención mayoritaria de tropas del ejército estadounidense al mando del general Douglas MacArthur.

A la espera de que EE UU y Corea del Norte reinicien las tareas de búsqueda de los soldados desaparecidos, ahora empieza la ardua labor de identificar a los 55 entregados, que podría llevar meses o incluso años.

La ceremonia por el traslado de los restos de soldados americanos repatriados desde la base de las fuerzas estadounidenses en Osan hasta Hawái fue oficiada en la tarde del 1 de agosto.

"Estoy seguro que el presidente Trump está agradecido de que el líder Kim haya mantenido su palabra", dijo Pence, y agregó que este es un primer paso pues el trabajo de las partes "aún no está completo". "Hoy nuestros muchachos están volviendo a casa", dijo Pence.

El hecho representa un paso importante tras la cumbre del presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un, donde este último había aceptado repatriar los restos de los caídos a Estados Unidos. "No me sorprende para nada que haya tomado esta amable decisión", escribió Trump en un mensaje en Twitter.

  • Leon Brazil